20 años de la Murga Arrebatando Lágrimas

Que sea carnaval todo el año porque 20 años no es nada y es mucho: color, música, movimiento, trabajo, compromiso, alegrías y no tanto, y más trabajo, y más compromiso, en un camino de ’20 años sin miedo a luchar’ que marcan el andar por venir.

Crónica de Soledad Restivo.

‘Arrebatando Lágrimas’ acompañó la llegada a la ciudad de esta cronista azuleña, olavarriense por opción. Muches de sus primeres integrantes eran buenos amigos y amigas en aquellos primeros pasos de la murga, y de esta cronista, en la ciudad.

Veinte años después, les amigues se multiplican. Para esta murga, el baile, la música, el color, la sensación, el trabajo… son colaborativos. Es lucha colectiva diaria y permanente, de más de cien personas, con alegría.

Se formó en 1999, como iniciativa de las artistas plásticas Virginia Maldonado y Daniela Rodríguez. El primer encuentro se produjo el 26 de agosto de 1999, con la premisa ‘¡Hay que ponerle color y alegría a la Ciudad del Cemento gris!’. De esta manera, surgió el nombre «Arrebatando Lágrimas», que guardaba en su espíritu las ganas de arrebatar los dolores de la gente de esta ciudad. Con estilo propio, identificada con los colores amarillo, rojo, azul y verde. El grupo hizo su primera presentación en diciembre de ese año, junto a una muestra callejera de la artista plástica Maíte Destrez.

‘Arrebatando Lágrimas’ siempre estuvo presente en actividades sociales, culturales, apoyando las causas de derechos humanos, en escuelas, jardines, organizaciones y demás festejos populares.

Actualmente, la murga cuenta con desfiles coreográficos, bailes de destreza, movimientos libres, rituales, banderas, malabares y más. Los ritmos, en su mayoría de creación propia, van desde la murga porteña hasta el samba brasileño, pasando por el candombe, el rock y toques andinos, todos redefinidos y adaptados a la estética murguera.

Este sábado 22 de junio, en la Sociedad de Fomento ‘Mariano Moreno’, abrieron el camino para que en Olavarría se instale la buena costumbre de festejar el ‘Carnaval de Invierno’. Cerca de 700 personas se reunieron a compartir un momento maravilloso de color y música junto a la murga, acompañada por la cuerda de candombre ‘Laten las Lonjas’ y la buena vibra de la ‘Familia Bermudez’.

Uno de sus integrantes, Ariel Rodríguez, realizó un balance luego de la fiesta:

’20 años sin miedo a luchar’ y a seguir adelante, como dice Rodríguez:

“Sobre todo, un colectivo de jóvenes, de no tan jóvenes, de un entramado de personas de diferentes sectores de nuestra sociedad, muy diverso, que componen esta agrupación… para seguir haciendo arte, cultura, para que sea un espacio más de contención, de encuentro, de aprendizaje, de debate, de disputas, de discusión y de reflexión. Y con la impronta de no perder el eje. Lo nuestro es el arte, la murga y el carnaval, en un contexto de país, de sociedad, que nos necesita muy atentos, muy atentas.”