Arbolito volvió a Azul y reafirmó su ‘Pará la mano’

Este último viernes 12, ‘Arbolito’ se presentó con todo su folk rock en el Centro Cultural azuleño Adifa. Fecha simbólica que recuerda cómo desde hace más de 526 años no se respeta la diversidad cultural americana. Un show que se enmarcó en la decimosegunda edición del Festival Cervantino, y cuya organización estuvo a cargo de las y los hacedores de LU 10 Radio Azul y de FM 89.5 Más Rock.

Con un salón a pleno, azuleñas, azuleños y vecinos de la región se acercaron para disfrutar de una noche única y de excelencia, dignamente arbolitera. Si bien la hora de comienzo estaba dispuesta para las 22, hacia las 23 los integrantes de Arbolito cortaron la cinta en el escenario con ‘La Sol’, a la que engancharon con ‘Saya del Yuyo’ para ya, desde esos tempranos momentos del espectáculo, las y los presentes comenzaran a bailar. Entre tantos otros temas, los ‘Arbolito’ interpretaron ‘Pachamama’, ‘Niña Mapuche’, ‘Sariri’, ‘Europa’, ‘Chacarera de las Cloacas’ y ‘Volver’… ¡Y hasta hubo lugar para zapateos, zarandeos y vueltas enteras! Entre medio, y con intercambios humorísticos entre la banda y el público, la gente que asistió coreó, en reiteradas oportunidades, el denominado ‘Hit del verano’ (que, con su reducción a MMLPQTP, se entiende perfectamente). Un cántico que, claramente, atraviesa a todas las estaciones.

Del Volumen II de sus recientes Simples, tocaron ‘Señal’. Acorde al día, con la carga simbólica que significaba, ‘Arbolito’ fue dedicada a la lucha de Moira Millán. ‘Cruje’ fue otra de las canciones que se corearon con fuerza en la noche del viernes 12 de octubre, como también ‘Este abrazo’. Una de las más esperadas, y que buena parte de las y los allí presentes la estaba requiriendo a modo catártico, fue precisamente ‘Pará la mano’, que se ha convertido en un himno de denuncia a la gestión de la alianza Cambiemos.

Arbolito – 'Pará la mano'

[AZUL]Algunas postales del recital de Arbolito en el Centro Cultural Adifa…

Publicado por Miradas del Centro en Domingo, 14 de octubre de 2018

Para el cierre, junto a sus versiones de ‘De igual a igual’ (de León Gieco), ‘Que la tortilla se vuelva’ (canción tradicional de la Resistencia Española) y la infaltable de ‘El pibe de los Astilleros’ (de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota), aún con todo lo saltado durante más de una hora, quedaba algo más: ‘Baila baila’.

Al finalizar, desde la Asociación Civil ‘Azul Ciudad Cervantina’ se subieron al escenario para entregarles un reconocimiento, en el primer día del Festival Cervantino en Azul, y destacaron la importancia del mensaje de ‘Arbolito’ en ese 12 de octubre, como también en el marco del festival. “Quiero felicitarlos por el trabajo que hacen. Nunca los había visto en vivo. Además, han sido muy generosos en el tiempo que le han dedicado a este recital”, señaló quien les dio el diploma, al tiempo que los comprometió para “que vuelvan prontamente”.

Una banda que tiene un gran lazo con Azul, entre otras cuestiones, porque en abril de 2011 asistieron, junto a Osvaldo Bayer, al rebautizo de la escuela especial Nº 503 (anteriormente ‘Julio Argentino Roca’) precisamente con el nombre de ‘Arbolito’. Otro hito relacionado a Arbolito fue desempolvado en redes sociales por Guillermo ‘Fichu’ Fittipaldi, integrante de la Cooperativa Dynamo: un audiovisual de 2007, en el que se registró una intervención callejera realizada junto al recordado militante de derechos humanos Fernando ‘Nano’ Wilhelm, a modo de reivindicación de los Pueblos Originarios.

21 AÑOS DE AUTOGESTIÓN, BANCAR LA PARADA Y SEGUIR PRODUCIENDO

Bajado el telón, Miradas del Centro dialogó con Ezequiel Jusid, voz y guitarra acústica de Arbolito, quien expresó la gran emoción de los integrantes de la banda “de volver a Azul, después de tantos años”, y de que se haya armado “una fiesta con un montón de gente, en este reducto de las Pampas argentinas”.

Hace ya 21 años que Ezequiel, junto a Agustín Ronconi (voz, vientos y cuerdas), Andrés Fariña (bajo y coros), Pedro Borgobello (vientos y coros) y Diego Fariza (batería y bombo legüero) caminan haciendo la historia grande de esta banda que nació apadrinada por el reconocido e imprescindible historiador y periodista Osvaldo Bayer. ¿La clave de esta perseverancia? “Siempre tranquilos. Somos amigos, disfrutamos cada cosa que hacemos y eso hace que estemos tanto tiempo juntos y sigamos. Cada fecha es un espectáculo nuevo, distinto, y un disfrute total. Es un regalo de la vida disfrutar esto y que se genere esta fiesta”, marcó Jusid.

En estos tiempos críticos para todos los aspectos de la vida, consultado sobre cómo se sigue produciendo cultura y cómo se enfrenta esta situación, Jusid, señaló: “Por un lado, con la experiencia de haber pasado, en estos más de veinte años, momento diversos”. Sin embargo, la falta de trabajo es el denominador común: “La cultura es lo primero que se deja de consumir cuando hay que comprarle zapatillas al pibe, o la comida. Dejás de pagar una entrada, dejás de comprar un disco, de ir al teatro y al cine… y se siente mucho”. Aún frente a esta situación, “hay que seguir andando, con la gente que quiere que se generen estas cosas. Hacemos un gran esfuerzo para viajar y estar en todos lados”. Situación de crisis social, económica, política, económica, ambiental, que “se tiene que terminar pronto”.

Panorama en el que se deben reajustar condiciones para seguir produciendo. En ese sentido, como habían adelantado sobre el escenario, Jusid ratificó que en esta semana entrarán al estudio, a grabar el Volumen 3 de su saga de Simples, “una nueva manera de autogestionarse, bancar la parada, seguir produciendo”. Hoy día, hacer un disco de doce o quince canciones se vuelve “un esfuerzo económico que no está para este momento de la vida”. Este nuevo formato en el que, de cada tres canciones, surge un simple: “Lo disfrutamos mucho, con diferentes productores artísticos, en diferentes estudios de sonido, diferentes canciones. Se va armando una saga. Está bueno haber encarado el trabajo de esta manera”.

Sobre qué significa para los ‘Arbolito’ tocar en fechas como el 12 de octubre, Jusid destacó que es una fecha “muy fuerte”, y que desde que arrancaron con su carrera, el 11 y el 12 de octubre son puntos del calendario que los encuentra sobre un escenario: “Por suerte, se siguen organizando cosas para juntarnos, para no festejar, en todo el país, y venir acá, a la provincia de Buenos Aires, donde está la sangre en la tierra, es muy fuerte”. Si hay bandas con un repertorio nutrido de canciones relativas a la resistencia originaria, una de ellas, claramente y como su nombre lo indica, es ‘Arbolito’. En la noche de este viernes, fue ocasión por demás elocuente para cantar varias de esas canciones y dedicarle una de ellas, por ejemplo, a Moira Millán, “amiga mapuche que la vienen persiguiendo y amenazando hace mucho tiempo, y ahora cada vez más”. Y en la persona de Moira, la dedicatoria a pueblos como el mapuche, símbolos de lucha de varios siglos.

Jusid adelantó que en los próximos 9 y 10 de noviembre, ‘Arbolito’ se presentará en Olavarría y Tres Arroyos. La gran fecha gran de la banda será la de este 27 de octubre, a las 19, en el Centro Cultural Konex, en Capital Federal: “Es la fecha fuerte del año. Una fiesta familiar, mucha gente viene con sus hijos”, y allí habrán de adelantar temas del nuevo simple. Mendoza también será uno de los puntos próximos de la gira, “mientras la chata nos lleve“. Por último, Jusid agradeció a las y los organizadores, y a la sociedad azuleña, por el “placer de estar acá, en esta fiesta increíble”. Se despidió con un “ojalá que no pase mucho tiempo para volver”.

Cipriano fue recuperado por y para su pueblo

Las wiphalas flamearon y visibilizaron en Olavarría y Azul

Cipriano Catriel: de “joya envidiada” del perito a su restitución

Visibilizar lo invisibilizado: de lo originario en terreno bonaerense