Caliente asamblea para decidir la toma del campus universitario de Olavarría

La masiva asamblea interclaustros compuesta por docentes, no docentes, integrantes de la gestión y estudiantes de la Facultad de Sociales, Ingeniería y el Pre-universitario Adolfo Pérez Esquivel votó mayoritariamente por la toma del Campus Universitario de Olavarría hasta este sábado a las 10 de la mañana, cuando se realizará una nueva Asamblea para decidir la continuidad de las medidas en defensa de la educación pública, el presupuesto universitario y mejoras en los salarios docentes.

Tras varias horas de debates en los que se expresaron posturas muy diversas, los asistentes decidieron por 330 votos a favor y 270 en contra realizar la toma activa del campus Universitario. El debate fue puesto en contexto inicialmente por estudiantes de la Carrera de Salud, quienes informaron acerca de la toma que estaban efectuando en su sede, para dar luego la palabra a decenas de oradores que se fueron sucediendo a lo largo de más de tres horas.

Entre los argumentos expuestos de un lado y del otro a lo largo del debate, los alumnos del ENAPE expresaban su preocupación por la dificultad de conseguir becas para el comedor, en tanto los estudiantes universitarios resaltaban que últimamente se ha deteriorado la calidad de la comida. Una de las oradoras informó que durante las vacaciones de invierno la Residencia Universitaria fue cerrada, por lo que se tuvo que volver a su casa y no pudo dar exámenes. También se recordó que Salud tiene $3.000 de caja chica para funcionar hasta fin de año. Por el contrario, algunos docentes y estudiantes de ingeniería expusieron argumentos contra la toma basados en que Ingenieria tenía presupuesto para funcionar hasta fin de año, por lo que los problemas que los demás exponen no les afectaban.

 

En ese sentido aportaban a la defensa de los estudiantes que deberían presentar proyectos antes del fin de semana, reclamando que si no los dejaban entrar al Campus para trabajar durante el fin de semana no podrían terminarlos, y no entraría el dinero pues: “a universidad no se financia solamente con el presupuesto que aporta Nación”, expresaron.

En ese sentido llamó la atención el discurso de un estudiante de ingeniería que afirmó: “Nosotros con nuestro trabajo SI le podemos mejorar la calidad de vida a la gente“, que fue fuertemente abucheado en tanto expresaba falta de empatía e incomprensión acerca de las diversas realidades que aborda el espectro del conocimiento, a lo que muchos le habrían contestado “acaso nosotros no”.

Su exposición fue rechazada por los demás asambleístas, especialmente cuando afirmó: “Hay que terminar con el mito de que la educación es pública y gratuita. La educación es paga, y la paga el gobierno. Nosotros queremos seguir trabajando para ese gobierno, y queremos seguir apoyando a las políticas que tiene la facultad, y queremos seguir trabajando para las empresas locales como lo venimos haciendo y de ese modo autoabastecernos nosotros mismos“.

En contraposición, algunos estudiantes del ENAPE dieron clase a sus docentes por la claridad con que expresaban sus conceptos y posiciones. Asimismo, un estudiante de la Facultad de Arte desmintió al decano de la Facultad de Ingeniería, Marcelo Spina, quien había afirmado que la toma en el Campus Tandil se había levantado tras constatarse que había dividido a la comunidad universitaria.

Luego de realizada la votación, se decidió que la toma sería activa, prefiriendo ésta entre las opciones que clausuraban el Campus a todo ingreso. Esto implicaba además de las clases públicas realizar diversas actividades de concienciación de los asistentes, como una charla sobre violencia de género e implementación del protocolo de actuación ante situaciones de violencia de género de la Unicén, reclamada ante los casos de acoso sucedidos últimamente, y además se programó una olla popular y una jornada cultural con bandas y se acordó el ingreso a laboratorios por parte de los investigadores en caso de ser necesario.

Posteriormente, el Partido Obrero Olavarría emitió un comunicado en el que repudiaba la amenaza sufrida por estudiantes de la carrera ingeniería en agrimensura, a quienes uno de los profesores les reclamó que en caso de participar de la toma del campus universitario, podrían a llegar a perder becas o incluso hasta las cursadas que son dadas por profesores que no son de Olavarría y tienen que viajar para dar las cátedras. Ante esta situación la agrupación sostuvo su negativa a tolerar ningún tipo de amenaza, ni de extorsión a estudiantes y trabajadores, basada en la no tolerancia con ningún tipo de violencia.

Asimismo durante la realización de la asamblea causó escozor entre algunos de los asistentes el paso por el interior del Campus de un móvil de la policía de la Provincia, que no puede ingresar sin orden judicial. Muchos ignoran que el predio es jurisdicción nacional, por lo que la única fuerza policial que puede entrar es la Federal.

Entretanto, la escuela de Salud levantó la toma para sumarse a las medidas en el Campus Universitario. Después de 24 horas de toma que incluyeron clases abiertas sobre la avenida Pringles, en la asamblea de este viernes se resolvió acompañar los reclamos en el Campus Universitario, donde habían iniciado la toma.

Con respecto a la negociación salarial, cuatro de los seis gremios de los profesores universitarios aceptaron este viernes la propuesta oficial y firmaron el acuerdo con el Gobierno. En la última reunión del lunes, las autoridades nacionales les habían ofrecido una suba de 25% (en promedio) por ocho meses, entre febrero y octubre.  Los sindicatos Conadu, UDA, FAGDUT y FEDUN aceptaron la propuesta. El conflicto quedó resuelto, así, en los términos con los que se especulaba en los pasillos oficiales. Es decir, con la mayoría de los gremios aprobando.

El único gremio que rechazó la oferta fue Conadu Histórica, que ratificó el paro para la semana que viene en un congreso que votó, por amplia mayoría, el rechazo a la oferta salarial del gobierno por incluir sumas fijas no incorporadas al básico y la no inclusión de cláusula gatillo. Esa central sindical firmó menos del 20% de las paritarias que se han realizado en los últimos 15 años. ADUNCe, el gremio que nuclea a la mayoría de los docentes de la UNICEN se encuentra dentro de Conadu Histórica , por lo que se está a la espera de la posición a tomar.

A lo largo de la tarde se sucedieron diversas clases públicas al aire libre en el Campus, como  “Historia del sistema de salud argentino”, a cargo de Marcelo Sarlingo y  “Publicidad en contexto de crisis” por Marcelo Bavio, seguidas por fogones y música  durante a noche. La toma seguirá hasta mañana a las 10, cuando se decidirán los pasos posteriores a seguir en una nueva Asamblea.