Del gris al verde: el Pañuelazo se hizo sentir en Olavarría

En la Ciudad del Cemento, alrededor de un centenar de personas se movilizó por las calles céntricas. La Plenaria de Mujeres Autoconvocadas y Organizadas llamó a apoyar esta nueva presentación del proyecto de ley por la despenalización y legalización del aborto, que se presentó el martes en la Cámara de Diputados de la Nación.

La concentración tuvo lugar en el Paseo Jesús Mendía. En ronda ( tal la disposición y la metodología que vienen implementando), integrantes de la Plenaria debatieron sobre la temática y discutieron los puntos del documento que se leyó en el acto por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y el paro. El reclamo del martes se centró en la lucha por el aborto legal seguro y gratuito.

Luego de la asamblea en el Paseo, se volcaron a las calles para llevar a cabo una marcha por las calles del centro olavarriense. Movilización que fue encabezada por el pañuelo verde con la consigna del “Aborto Legal”, que es el símbolo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Un pañuelo que no es adorno, sino que “simboliza las trayectorias de vida que implicaron estar acá, poder presentar un proyecto con el nivel de debate que hay hoy en la sociedad”, remarcó Eugenia Del Campo, integrante de las Socorristas de Olavarría.

Educación sexual para decidir, anticonceptivos gratuitos para no abortar

Yessica Almeyda, del Plenario de Trabajadoras de Olavarría (PO – FIT), hizo alusión al Pañuelazo como una convocatoria de la Plenaria de Mujeres de Olavarría, conformada en febrero y que desde hace un mes viene trabajando, “con intervenciones en los barrios y en diversas instituciones. Organizaciones de toda la ciudad, de mujeres, feministas, independientes, se han sumado y están participando”.

Yessica Almeyda.

Almeyda indicó que entre los puntos remarcados en el documento, una de las consignas centrales es el pedido de aprobación del proyecto de legalización del aborto, que va más allá de la legalización: educación sexual laica y científica; anticonceptivos gratuitos, que el gobierno nacional viene recortando, para no abortar; y aborto legal, seguro y gratuito, para no morir, para paliar esta situación de tener 43 mujeres muertas por año por abortos clandestinos, según números dados por el Ministerio de Salud, con todo lo que significa esta problemática.

Por otra parte, en lo que respecta a la educación sexual integral, Almeyda resaltó que “con educación sexual, se puede formar a niños, niñas, adolescentes, jóvenes, para que se cuiden, para que conozcan su cuerpo, para saber qué método anticonceptivo es el que mejor conviene al cuerpo de cada uno”, ya que “no es simplemente tomar una pastilla”. Asimismo, el uso del preservativo también es parte del pedido, “no sólo por el embarazo, sino por las enfermedades de transmisión sexual que se están dando y agravando a partir de la no generación de campañas”.

En palabras de la referente del PO, “la mujer no aborta porque tiene ganas de quedar embarazada e ir a abortar: la mujer aborta porque el Estado no le garantiza las condiciones para poder prevenir un embarazo ni para poder llevar un embarazo adelante, si así lo decidiera”. En ese sentido, denunció que son “las mujeres trabajadoras, despedidas al quedar embarazadas, las mujeres que van a abortar y son las mujeres que menos posibilidades tienen de pagar un aborto clandestino en clínicas privadas, que hoy ronda los 30 mil pesos”.

Es el Estado y sus distintos gobiernos, tanto nacional como provincial y municipal, los responsables de las violencias que las mujeres sufren cotidianamente”, marcó Almeyda.

Aborto legal, seguro y gratuito para no morir

Al finalizar la marcha del Pañuelazo, Eugenia Del Campo, Eugenia Del Campo, referente de Socorristas Olavarría, instó a las y los presentes a leer minuciosamente el proyecto presentado en el Congreso, para debatirlo en los distintos espacios: “tengamos las armas para poder debatir, para poder construir un nuevo estado de conciencia”. Asimismo, señaló que el pañuelo verde no es un adorno, sino una señal de lucha.

Al ser consultada sobre si esperaban que el proyecto presentado este martes sea aprobado, Del Campo recalcó que es evidente que “ha prosperado en la sociedad, porque se habla del aborto en todas partes. La cuestión del aborto ha dejado de ser un tabú. Sabemos que las mujeres abortan todos los días“.

Eugenia Del Campo.

En esa dirección, apuntó que el aborto clandestino, como una preocupación central, es tema de salud pública: “hasta el día de hoy, aquellas mujeres que decidían no continuar con un embarazo y accedían a un aborto, en forma más segura en clínicas, tenían que tener mucha plata. Hacerlo de otra forma, entrar en lo que implica la clandestinidad y lo inseguro, da la pauta de que las que mueren tras un aborto clandestino son las mujeres de clases más humildes”. Y subrayó que existen estadísticas oficiales al respecto: en 2007, el Ministerio de Salud de la Nación solicitó un estudio que se hace sobre la base de datos del 2005, donde se apunta que alrededor de 320 mil y 570 mil mujeres abortan por año. De ellas, un 16% muere tras un aborto en condiciones insalubres.

Crónica del 8M en Olavarría