El FanFic: Escribe tu propia aventura

Cuando el universo de una historia de ficción es demasiado estrecho para sus fanáticos, a veces ellos encuentran una puerta para forzar a sus héroes a nuevas aventuras. Si el final de Game Of Thrones no convence a sus seguidores, algunos de ellos escribirán uno que les complazca. E incluso hasta quizás lo filmen. Este fenómeno se llama FanFiction y vamos a conocer algunas de sus características.

Nikita es espía y está jugando a los espías con su compañero Michael, que esconde un secreto, por eso lo ha seguido al cementerio. El hombre abandona al lugar y ella busca con la mirada el lugar exacto en el que él se detuvo, hasta encontrarlo. La lápida reza: “Janick Chevalier, Julio 11, 1992 – Setiembre 7, 1993, amado hijo”. Junto a ella, otra lápida tiene un nombre más conocido: “Simone Chevalier, noviembre 21, 1968 – febrero 17, 1994, amada esposa”. Nikita conoció y vio morir a la mujer de Michael, pero la primera lápida… Janick, 14 meses. Entonces, ellos tuvieron un hijo… ¿Cómo murió?  La carga emocional del momento es fuerte, y este acontecimiento de algún modo agrega información acerca de la compleja relación entre los personajes principales de la serie “La Femme Nikita”. Sin embargo, esta escena no forma parte de ninguna temporada de “LFM”. Y quizás nunca sea filmada. La historia completa, junto a muchas otras se encuentra en un hermoso sitio no oficial acerca de la serie. Y es fanfiction.

 

Historias como estas existen solamente en la imaginación de Fans de las series, quienes los escribieron para luego colocarlo en un apartado especial de la página de su serie preferida. Buena parte de la información incluida aquí la proveyó oportunamente Encarnación López Montero, quien colabora con el bello sitio en castellano acerca de Xena, la princesa guerrera, una antigua serie que oportunamente generó fenómenos de fundamentalismo cultural. Con más de 500 sites (Fuente: Xena Online Resources) en Internet dedicados a “Xena: Warrior Princess” (XWP), es evidente el impacto que la serie tiene y cómo moviliza a sus aficionados. Ella publicó allí una poderosa introducción al FANFIC -en su caso de Xena- en la que realiza una de las pocas reflexiones existentes en castellano en torno a este fenómeno.

El término Fanfic proviene de la contracción de dos palabras inglesas “fan” (aficionado) y “fiction” (ficción), con este neologismo se define todo relato escrito sin ánimo de lucro por un aficionado sobre su serie de TV favorita. De este modo, el FANFIC es un raro fenómeno de esta época de historias hipermediáticas que crean culto, que crean adicción. Hay FANFIC de comics y de series de TV. No conocemos episodios “apócrifos” de las andanzas del inspector Poirot o Sherlock Holmes. Quizás fueron imaginados pero no salieron de ese mínimo territorio.

 

    

El FANFIC es la ficción que escribe un Fan de una serie de TV o de un Comic, quizás con la secreta intención de integrarse a un mundo que admira, que es tal vez el único relato en el que su experiencia le deja creer. A su modo y para mas de uno, las aventuras de aquellos agentes del FBI que persiguen una verdad casi siempre elusiva, son mas reales -o más interesantes- que las que pueblan los diarios. Por lo menos son su mundo, el que eligen vivir. Entonces, escriben historias. Historias no oficiales de personajes también de ficción. A medio camino entre la devoción y el respeto por los derechos de autor de caracteres creados originalmente para esas historias.

Una doble ficción para un terreno posiblemente visitado en su gran mayoría por adolescentes. Quizás podamos conjeturar que los chicos crean un mito compartido alrededor de la visión de la serie, y de ese modo, se crean un relato compartido que le da sentido a su experiencia social. Construyen sentido a partir de esa experiencia que los hermana mediáticamente. Y dejan su impronta ponen su marca en la historia a partir de la marca que significa la producción de un episodio. Como jugar a ser Dios en ese universo del que conocen las reglas. Para algunos teóricos, el mito, en algunos casos, es lo que refuerza el orden social, en otros es la proyección de “deseos sociales” -La existencia misma de La Federación unida de planetas en StarTrek- o bien son creadores o formas de explicación del mundo. Lo crean o lo explican a partir de sus relatos.

 

Los antecedentes del FANFIC quizás puedan encontrarse alrededor de Star Trek, ya que fue la primera serie de TV que contó con leales seguidores, quienes incluso lograron que la serie volviera a emitirse presionando a la productora cuando fue cancelada. Posiblemente ese fue el arranque de los otros FANFICs . Sin embargo, la relación del FANFIC con los “dueños oficiales” de la serie es también un punto interesante que caracteriza un FANFIC . Lo primero que llama la atención cuando se va a leer cualquier fanfic son los Warnings/Disclaimers. Son avisos para evitarse problemas legales, imprescindibles en USA donde el lema nacional es “Si no te gusta, demándale”.

Existe un disclaimer común en el cual el autor/a reconoce la propiedad de los personajes a Renaissance Picture y MCA/Universal. Y después existen disclaimers variados que avisan sobre el grado de violencia física/psicológica, y grado/orientación sexual del relato en cuestión. El número de relatos de fanfic puestos en Internet supera el millar y se incrementa diariamente en unos cinco. Esta iniciativa de los aficionados está bien vista e incluso apoyada por MCA/Universal -productores de Xena”, hasta el extremo de haber creado NetForum un punto de encuentro donde todo el mundo puede colocar su fanfic y recibir comentarios de la gente que lo lee, así como el sitio Wattpad, especializado en publicar literatura de ese tipo.

 

Esta actitud es apreciada por los aficionados, especialmente al contrastar con la paranoica de Paramont respecto a su Star Trek. Por otra parte, en el caso de Xena, el ambiguo tratamiento dado en la serie a la relación entre las protagonistas, especialmente desde la 2ª temporada, ha propiciado el nacimiento del Alternative Fanfic. El alt fanfic parte del hecho de reconocer, implícita o explícitamente, una relación de naturaleza romántica entre Xena y Gabrielle. Entre un tercio y la mitad de todo el fanfic existente es alt fanfic. Hay incluso relatos, como la saga “The Peloponnesian War” de Baermer, que cuentan con dos versiones del texto: una “alternative” y otra “normal” (es decir, con censura).

Lo interesante es que este es un fenómeno intrínsecamente relacionado con Internet. Existe también en el “mundo real” pero su difusión se limita a muy pequeños círculos. En este sentido, Internet es “simplemente ideal” para el FANFIC: colocar tu historia te asegura que quien desee leerla podrá hacerlo, sin importar donde viva ni ninguna otra limitación. Tu relato puede potencialmente llegar a millones de personas. Encarnación ha visto relatos cuyo contador de visitas marcaba una cifra de 5 dígitos, eso es simplemente imposible de lograr fuera de Internet. Y aunque ella no cree participar mas activamente de su serie favorita a partir de producir fanfic, lo considera si un acercamiento indirecto.

 

Ella se integra a partir de la colaboración en la página de Xena en todo lo que rodea la serie, y a partir de ello se acerca a toda esa gente desconocida con la que comparte la afición. Así se ha puesto en contacto con otros xenites (aficionados a XWP) a lo largo del planeta entero. Esto puede ser especialmente “bueno” en cuanto al potencial de Internet para relacionar a gentes que, viviendo en lugares muy lejanos, se encuentran como iguales en el ágora de la red a partir de compartir una misma fan-afición…

El FANFIC es también, un pacto entre iguales. Es un guiño entre camaradas de pasión, ya que descuenta el conocimiento profundo de los personajes y episodios de la serie en vigor. Una característica central de este tipo de relatos es que el escritor puede asumir que sus lectores tendrán el mismo tipo de conocimiento acerca de la historia que el que él tiene, y no le será necesario explicar la premisa sobre la que se apoya la historia entera. En palabras de Encarnación: “Cuando no conozco la serie sobre la que se basan estos relatos su atractivo me resulta muy limitado. Es como jugar un juego sin conocer las reglas. Y cuando no me gusta la serie a la que hacen referencia pues… bueno, sigue sin gustarme después de leer el FANFIC. El FANFIC es una forma de expresión entre aficionados, si no lo eres te deja indiferente.”

En ocasiones, la lectura de los FANFIC por otros autores del género es muy competitiva. ¿Puede él escribir mejor que yo? Cada uno es juzgado como un potencial competidor, que intenta legitimar un punto de vista diferente sobre esa historia que nos desvela. Las criticas son salvajes, destructivas. La realimentación, que muchas veces significa pedir reiteradamente comentarios y sugerencias, de ningún modo significa que se acuerde con las críticas. Los grandes egos en cuestión pueden dejarse a un lado, solo si ello significa producir una historia mejor.

Encarnación entró al FANFIC de Xena de una forma bastante casual. La serie “Xena: Warrior Princess” fue cancelada en España tras emitir la primera temporada. Pero para entonces ella ya estaba convencida de que era una serie increíble. Cuando, pocas semanas después, tuvo acceso a Internet lo primero que hizo fue ir a Yahoo! y teclear “Xena”. Para ella fue alucinante. Empezaron a salir direcciones, ¡¡a centenares!!, de páginas que trataban sobre esta serie. Por pura casualidad una de las primeras que miró era la “Tom’s Xena Page”, quizás la más completa que existe, que además tiene una gran sección dedicada a fanfic.

Así es cómo Encarnación se enteró de la existencia del fanfic. Pasó de serle imposible ver más capítulos de XWP a disponer de cientos de relatos con las aventuras de Xena y Gabrielle. En sus palabras “Y los leí, los leo, con avidez, disfrutando de cada uno de ellos por lo que es: un auténtico regalo”.

Es posible que haya series que predisponen mas que otras al FANFIC. Es difícil imaginar que alguien desee escribir FANFIC sobre, por ejemplo, Baywatch. Por tanto no es ser una serie de éxito lo que propicia el fanfic, es… otra cosa. Encarnación dice: ”No puedo hablar por otras series, pero algo de lo que fascina de XWP es lo poco convencional que resulta. Cada episodio abre una puerta, deja caer interrogantes o sale con algo desconcertante. No te deja indiferente. Algunas series simplemente despiertan tu imaginación, resultan estimulantes, conmueven algo creativo dentro de ti y te queda poca opción salvo “hacer algo” al respecto. Si tienes algún talento para la escritura, el fanfic resulta la elección perfecta”.

 

Además, el FANFIC es interesante desde el punto de vista no sólo desde la creatividad, sino también desde la mirada crítica y la investigación de hechos y antecedentes, lo que le da valor educativo. La tarea de “opacar” la construcción de historias implica descubrir que no resulta nada fácil la labor de los guionistas. “Cuando pretendes escribir fanfic, curiosamente, se despierta tu espíritu crítico, empiezas a ver los episodios de TV con otros ojos. Frases como: “Eso es un fallo de guión”, “Buena coreografía de lucha”, “Yo lo hubiera hecho de esta forma”… empiezan a surgir en tu mente. Dejas de ser un receptor pasivo, pasas a ser activo.

Lo siguiente es ser emisor y publicar en la red. Y desde luego no puedes escribir fanfic sin “adoptar” a los personajes, sin acercarte a ellos y que te parezcan más “vivos”. En otra aproximación, como necesariamente has de ambientar las historias, te encuentras volviendo a ver los episodios y fijándote en todos esos detalles que te pasaron desapercibidos y que ahora aprecias más. Si piensas escribir capítulos de “Star trek”, por lo menos deberás conocer la “Física” de Star Trek. Nada como intentar escribir sobre Xena para encontrarte investigando sobre los nombres oficiales de todos los personajes y lugares aparecidos en la serie, lo que te llevará seguramente a profundizar conocimientos sobre la historia y la geografía.

Por otra parte, desgraciadamente, el problema del FANFIC es que está casi absolutamente todo en inglés. Sorry. Claro que puede convertirse también en una atractiva forma de aprender o perfeccionarse en la lengua de Shakespeare…

 

Un buen punto de arranque para iniciar tu propia historia es analizar sobre qué se ha escrito ya y tomarlo como guía referencial. Y para ello nada mejor que una buena búsqueda en Internet acerca de tu serie favorita. La temática tratada en el fanfic es amplísima pero se pueden distinguir algunas vetas. Encarnación clasifica las corrientes argumentales del FANFIC -ella escribe a proposito de “Xena”, pero podemos suponer que lo mismo es válido para otras historias de la pantalla- en las siguientes:

a) “Basada en la serie de TV” (Versionan o continúan el argumento de un capítulo emitido).

b) “Cross-overs imposibles!” (Personajes invitados de otras series de TV o películas, por ejemplo Xena “aparece” en Star Trek, los Expedientes X, Highlander, Predator, Hellraiser, El Crucero del amor (!), James Bond, Plaza Sésamo…

c) “Uber-Xena”. Historias que tienen como protagonistas a descendientes de Gabrielle y Xena, ya sean las “oficiales” Janice Covington y Melinda Pappas aparecidas en el capítulo The Xena Scrolls, u otras creadas por fértiles imaginaciones xenites.

d)“Primera vez”. Alt fanfic que se centra en la primera vez que Xena y Gabrielle dan expresión física a su amor, más allá de eso el argumento suele ser inexistente.

e)“Universo propio”. Desarrolla los personajes dentro de grandes ambientes creados por el autor/a, generalmente conformando largas sagas.

f)“Realidad alterada”. Los personajes interactuan con el autor/a, Lucy y/o Renee, y otras personas… o son transportados a nuestra realidad o tratados como personajes históricos.

g)“Corrosión”. Sátira, parodia y un humor delirante con el único objetivo de matarte de risa. Los protagonistas de la serie se encuentran y hablan de sus amoríos o caen en situaciones absurdas. Esto, sumado al conocimiento “profundo” del universo de la serie puede darte una idea acerca de la dirección por donde podría ir tu historia.

Naturalmente rara vez el FANFIC puede ser adscrito solo a una corriente argumental, la mayoría de los relatos combinan varias. Y usan los mismos ingredientes que los capítulos de la serie: aventura, comedia, irreverencia cronológica, subtexto, drama y moraleja. Lo que los individualiza son las proporciones variables en la mezcla.

 

Escribir estas historias es entonces un modo de participar en la serie que nos atrapa. Ser uno con esa historia, algo así como poder ponernos por un instante la piel de nuestros admirados, y vivir “esas” vidas. Es, de alguna manera, como conseguir pase por una noche para entrar imaginariamente a un selecto club al que siempre quisimos integrar. Desde ya que hay otras formas, pero son más infinitamente más difíciles. Whoopi Goldberg es fanática de la Serie “Star Trek, la nueva generación”, y por ello aparece a veces como mesera del “Enterprise”.

Otras series han organizado concursos cuyos premios han sido interpretar un pequeño papel en ese pequeño universo mediático que es una serie televisiva. Aportando a la visión de la TV como un medio colaborativo, es interesante comprobar que escribir FANFIC no es mas fácil que crear caracteres y premisas propios. A su modo, es más difícil, porque lo que uno escribe tiene que ser consistente con lo sucedido antes, el tono y el espíritu de la serie, al tiempo que se intenta crear una historia original.

Para gran parte de los televidentes, las series de TV son solamente algo que les entretiene y en lo que no vuelven a pensar entre capítulo y capítulo. Para otros -entre los que nos contamos- evoluciona hasta ser parte de su mundo. Y ese mundo crece del simple visionado, hasta la charla con amigos, la reflexión, los intercambios en listas de interés, pasando por el coleccionado de merchadising hasta llegar a la obsesión completa con el objeto de culto. Un paso antes se encuentra la construcción de mundos y obras imaginarias alrededor de esas cosmogonías a veces tremendamente complejas -trate sino alguien de graficar a un no iniciado la posición que ocupan los Cardasianos y El Dominio en los cuadrantes Alfa y Beta de la mitología trekkie-.

Algo de eso surgió últimamente entre los fanáticos de Game of Thrones, que disconformes con la última temporada de la serie, han reescrito diversas -y en algunos casos mejores- versiones del cierre de la historia.

 

Algunos de esos universos pasan por construir un sitio web o realizar obras de fan-art para nuestra serie favorita -existen hermosos dibujos de Peta, o sea la actriz que interpreta a Nikita, en la red-.

Otros, por escribir FANFIC, después de todo escribir es fácil y si ellos pueden, tú también, ¿verdad? Y terminaremos estas líneas del mismo modo que Encarnación López Montero en su introducción al género: ¿Fácil? “Si no es fácil, es imposible” respondió Camus cuando le preguntaron sobre su técnica de escritura. Si te es fácil hallarás una forma única de sentirte involucrado en tu serie favorita. Si te resulta imposible, entonces apreciarás en verdad el trabajo de los autores de FANFIC.