El Municipio vende calle por sendero: ¿más urbanización serrana?

Este martes 15, a las 19, la Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras de Tandil invita a la ciudadanía toda que ama a las ‘lomitas’ tandileras a sumarse a una reunión abierta, vía meet (http://meet.google.com/dav-fmvj-sep ) para conversar sobre el panorama en que se encuentra la lucha de décadas en torno a la defensa de las sierras australes más antiguas. Entre las últimas novedades poco felices, se encuentra la preocupación que está generando la apertura de nuevos caminos en el faldeo serrano, por ejemplo el que se está llevando a cabo en los alrededores del ‘Country de las Sierras’, sobre avenida Fleming, con apropiación de traza de la vía del ex ramal Albión incluida.

Como venimos advirtiendo desde hace varias notas, en esta particular temática que comprende a la preservación serrana, la pandemia y su consecuente cuarentena no han detenido el accionar de ciertos sectores sobre el faldeo. Y entre esos sectores, el Municipio de Tandil. Tandilenses que eligen a la sierra de Las Ánimas, en los alrededores de la ex cantera Los Naranjos y de Carba, se han sorprendido por los trabajos que se están realizando para la apertura de una calle que lejos está de tener algún parecido a un sendero de ‘circuito saludable’.

El de la apertura de calles sobre el faldeo serrano ya es un modus operandi que desde hace muchos años practica el Municipio de Tandil, bajo la gestión de Miguel Ángel Lunghi desde el 2003, que desemboca en el aval e incentivación para la urbanización sobre esas zonas no aptas para tal fin. Luego de la apertura de esta calle, ¿cuánto tiempo tardarán en aparecer los postes para acercar la electricidad? En algún caso, vecinas y vecinos se ocuparon de denunciar y visibilizar en los medios el accionar de topadoras y palas mecánicas, y así permitieron cambiar el destino que se pretendía desde la clandestinidad, para convertir finalmente esa sierra en paseo público.

Respecto a este caso en inmediaciones del ‘Country de las Sierras’, desde la Asamblea Ciudadana por la Preservación y Defensa de las Sierras de Tandil emitieron este par de comunicados que aquí mismo compartimos:

ALERTA POR APERTURA DE CAMINOS EN LAS SIERRAS Y APROPIACIÓN DE LA TRAZA DE LA VÍA (RAMAL ALBIÓN)

El primer country que se hizo en la ciudad avanzó sobre las Sierras. No había Plan de Ordenamiento, ni Ley de Paisaje Protegido.

El Plan de Ordenamiento, aprobado en 2005, establece claramente que debe hacerse un plan de manejo de las zonas serranas; y hasta tanto se presente, instituye un sistema de cotas que restringe lo que se puede hacer a medida que se sube en altura. Aunque se trata de restricciones muy moderadas, ni siquiera se cumplen ni se hacen cumplir. Está a la vista.

Contiguo al Country, sobre el cerro, según el Plan de Ordenamiento no se podría haber subdividido como lo hizo quien realizó ese negociado. ¿Cómo lo consiguió? Lo cierto es que se construyeron grandes casas en un loteo contrario al Plan. Y como si fuera poco, algunas de ellas se emplazaron sobre la traza de la vía de ferrocarril, tierras que le pertenecen al Estado.

Actualmente, aparece el cartel que se ve en la foto… ¿Qué calle están abriendo en las Sierras? Una calle sobre la traza de la vía, entre las Sierras. ¿Quién lo está haciendo? ¿Para qué?

Reclamamos al Municipio de Tandil:

Que informe a la comunidad; y que cese la apertura de caminos en zonas serranas, condición básica que incentiva el avance de la construcción sobre las Sierras y constituye, en sí mismo, un impacto grave por pérdida de cobertura natural y cambios en la escorrentía de las aguas.

Que defienda los intereses y el patrimonio de Tandil, absteniéndose de abrir caminos en las Sierras; y que la traza de la vía, que es de la comunidad, siga siendo lo que es: un sendero transitado por caminantes y ciclistas.

PARA CAMINAR EN LAS SIERRAS, NO HACE FALTA HACER CALLES

Caminar y disfrutar de las sierras es parte de nuestra identidad tandilense y una práctica que realizamos generación tras generación. Para ello, hay que conservar las Sierras y hacer cumplir el derecho al acceso a las mismas que nos corresponde como tandilenses y que, además, establece la Ley de Paisaje Protegido.

Cuando se hizo pública la preocupación por la apertura de un camino, el Municipio salió a informar que forma parte de un nuevo circuito saludable y enuncia objetivos que compartimos, pero que se contradicen con las acciones inadecuadas que ya están implementando. Para caminar las Sierras no hace falta hacer calles.

El sendero de las vías a la vieja Cantera Albión es usado por caminantes y ciclistas. Si la intención del Municipio es promover su uso y garantizar que sea de baja dificultad, bastaría con hacer un mínimo mantenimiento, sin afectar el ambiente. Por el contrario, se abrió un camino más ancho y consolidado que muchos de la zona urbana. Se removió cobertura natural y suelos. Y la imagen que hizo pública el Municipio incluye un icono de servicios gastronómicos a mitad de trayecto de la calle ya abierta, donde ya se percibe un movimiento de suelos. Sin ninguna clase de servicios y en el medio de un área natural, en el medio de un trayecto relativamente corto. ¿Qué sentido tiene modificar la naturaleza que se quiere disfrutar si a muy poca distancia y sobre otros tramos del circuito ya hay servicios urbanos?

Proponemos:

a- Que si realmente se quiere trabajar para los objetivos enunciados de promover actividad física en contacto con la naturaleza, se realice el circuito con la mínima intervención posible, con asesoramiento de especialista en ambiente y patrimonio histórico, y sin avanzar con localizaciones de infraestructura de servicios sobre el sendero de la vía sino en los puntos del circuito donde ya existe infraestructura, sobre calles Fleming y Linstow.

b- Que el Municipio asuma el compromiso de no cambiar el uso rural de las tierras lindantes al sendero, ni permitir subdivisiones, ni ampliar las construcciones en las áreas complementarias.

c- El circuito propuesto por el Municipio pasa por la entrada de las ex canteras Carba y Los Naranjos. Al respecto, está pendiente el tratamiento de los pasivos ambientales que compense a la comunidad por los daños irreversibles al Patrimonio Tandilense. Proponemos que el Municipio de Tandil, en nombre y defensa del interés general, se comprometa a no autorizar los cambios de uso actuales, para garantizar que no se urbanice y recuperar el sitio como parque con criterios ambientales, históricos, educativos, recreativos y culturales.

Asamblea Ciudadana en defensa de las Sierras de Tandil

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARROQUIALES ASAMBLEARIAS

En vista de que el negocio de pocos y ciertos intereses individuales se han puesto por encima del interés de Tandil y el bien común; y por el hecho de que cada cual es responsable de hacer todo lo que esté al alcance para preservar las Sierras y cuidar el ambiente de Tandil, la Asamblea Ciudadana convoca a acompañar, difundir y promover la actual campaña de firmas: https://www.change.org/sierrasprotegidastandil

Por otra parte, si sos de las-los-les que salen a caminar por las sierras para despejarse por un rato del contexto pandémico, no podés obviar esta invitación: así como te alegran la jornada, devolveles la gentileza con un producto de la inspiración que te despiertan, cual musas, y homenajealas como bien se merecen. La Asamblea ha organizado un ‘Festival de Poesía por las Sierras’. Con lápiz y papel en el bolsillo (o con alguna aplicación de block de notas en el celu –más moderno-), dejate llevar por la belleza serrana de este punto bonaerense, y enviá tu poema a asamporlassierrasdetandil@yahoo.com.ar . Serán publicados y compartidos en las redes sociales de la entidad ambientalista (Instagram -@AsambleaSierrasTandil- y Facebook).

Una carta, preguntas por responder y pedidos por las Sierras

En preservación serrana, hace años tienen el semáforo en ROJO (fuego)

“¿Qué estamos haciendo con este maravilloso lugar?”

¿Quién gobierna en Villa del Lago?

El Municipio de Tandil maneja otro significado del verbo ‘preservar’

Usos ilegítimos en sierras tandileras y la (ir)responsabilidad del Municipio

A 10 años de la Consulta Popular por las Sierras, el reclamo persiste

Ambiente y lunghismo: hechos (de destrucción) más que palabrerío oficial

“El derecho a usar no es derecho a saquear, destruir o contaminar”

A Papá Noel le llegó una (nueva) carta de la Asamblea por las Sierras

A mapear, a mapear, cada problemática ambiental en su lugar

Y por la emergencia medioambiental, ¿a quién hay que pedirle?