La Asamblea denuncia que el HCD está “primereando a la Justicia”

Según figura en el Orden del Día de temas a tratar por el Concejo Deliberante de Tandil, en la sesión de este 11 de abril, entre los dictámenes de Comisión, tendrá su tratamiento sobre tablas una solicitud elevada por la Secretaría de Obras Públicas. Solicitud que versa sobre el Plan Especial de la Zona Especial de Interés Urbanístico (ZEIU) 32.

Hacía pocas semanas, la Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras de Tandil se preguntaba, retóricamente, si el hecho que desde el Municipio hasta la Provincia hicieran oídos sordos a la advertencia del riesgo de inundaciones se trataba de negligencia o negocios. Riesgo de inundaciones que corre (nuevamente) Tandil, por la construcción desmedida e indiscriminada en faldeos serranos como el del extremo sureste del cerro en el que se localiza el monumento al general San Martín. “La única respuesta de parte de las autoridades ha sido ver cómo todos los días se avanza aceleradamente en la construcción sobre el área. ¿Quién se hace responsable por poner en riesgo a los tandilenses?“, se preguntaban, a modo de conclusión temporaria, las y los ambientalistas. En la sesión de este jueves 11 de abril, tal vez se deje entrever otro tipo de respuesta, posiblemente más clara, acerca de las intenciones y voluntades de la gestión comunal respecto al destino que pretenden para las sierras más antiguas de Argentina.

En una ciudad en la que el patrimonio histórico, cultural y natural se encuentra en estado de peligro permanente, Ejecutivo y Legislativo comunales le agregan kerosene a la situación, y es nuevamente la ciudadanía comprometida con la preservación y con el cumplimiento de las leyes la que sale a denunciar este nuevo (¿intento de?) atropello. Compartimos el comunicado publicado por la Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras de Tandil…

PRIMEREANDO A LA JUSTICIA

(por la Asamblea en Defensa de las Sierras de Tandil) A 20 años de iniciado el juicio, y cuando se hace inminente una sentencia, el Concejo Deliberante se apresta a tratar un ‘Plan Especial para la ZEIU 32’, es decir, para el Área Cantera Catoni, Club La Movediza y entorno del Cerro La Movediza. ¿Pueden tomar los representantes del pueblo de Tandil medidas tan importantes como el cambio de regulación del área, sin considerar la resolución de la situación judicial? ¿O quizá se están adelantando a generar condicionamientos a la sentencia en ciernes?

Hace 20 años, los vecinos de La Movediza iniciaron el camino de la justicia, cansados de que las explosiones de la cantera El Trincante trastocaran sus vidas. En ese momento, las piedras caían sobre los techos y los patios de las casas, mientras el Municipio y la Provincia se lavaban las manos. Así se inicia un juicio en el cual se reclama por los daños y perjuicios individuales, pero también por el daño colectivo generado por la destrucción de un patrimonio natural emblemático de Tandil. Un juicio a los responsables privados, y al Municipio y a la Provincia, por no haber hecho lo necesario para cuidar ese patrimonio de valor extraordinario.

20 años de dilaciones, en los que la cantera ‘El Trincante’ siguió lucrando con el predio. Luego de la colocación de la réplica, se le retiró el permiso para hacer explosiones. La Ley de Paisaje Protegido determinó que se cerrara definitivamente la extracción. No obstante, sigue moliendo piedra, y es habitual ver los camiones sobrecargados saliendo del predio.

20 años. En ese larguísimo camino judicial, fallecieron algunos de los vecinos que iniciaron el juicio. Sus familias y los demás vecinos siguen esperando. La ciudadanía de Tandil sigue esperando justicia. Pero mientras muchos esperan justicia, los responsables del enorme daño ambiental no paran de hacer negocios: con la explotación de la piedra, y ahora buscando un cambio de regulación que les permita seguir lucrando con el negocio inmobiliario.

Un piso de justicia ante el inconmensurable daño al patrimonio tandilense exige una compensación a la comunidad. A 20 años de iniciado el juicio, y cuando se hace inminente una sentencia, el Concejo Deliberante se apresta a tratar un Plan Especial para la ZEIU 32, es decir, para el Área Cantera Catoni, Club La Movediza y entorno del Cerro La Movediza. ¿No merece un tema tan importante un debate público? ¿Pueden tomar los representantes del pueblo de Tandil medidas tan importantes como el cambio de regulación del área, sin considerar la resolución de la situación judicial? ¿O quizá se están adelantando a generar condicionamientos a la sentencia en ciernes?

Imagen tomada desde el interior de la Cantera El Trincante, donde se observa la cercanía de la explotación con el barrio.

Este avance en la regulación de esa zona en particular, es una forma de ningunear y/o ‘primerear’ a la justicia. Por esto, solicitamos a los concejales se abstengan de cualquier cambio en la regulación hasta tanto se resuelva la situación judicial. Si los vecinos de Tandil podemos esperar 20 años por justicia, ¿por qué no podrían esperar lo necesario para que se expida la justicia quienes quieren seguir haciendo negocios con el Cerro la Movediza?

Quienes creemos en la justicia, esperamos que los responsables de semejante daño compensen a la comunidad con un parque público que permita recuperar la historia del lugar, generar un espacio de interpretación del sistema serrano de Tandilia y sustentar un espacio para la educación ambiental de las presentes y futuras generaciones.

A Papá Noel le llegó una (nueva) carta de la Asamblea por las Sierras

Y por la emergencia medioambiental, ¿a quién hay que pedirle?

A mapear, a mapear, cada problemática ambiental en su lugar

Ambiente y Patrimonio Histórico: desvistamos los simulacros urbanos