La Economía Social presente en la Plaza de Olavarría

La Economía Social ocupó el paseo Jesús Mendía de Olavarría llevando los productos de sus integrantes sin intermediarios, directo del productor al consumidor. A lo largo de tres días y tras un acuerdo entre el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) Rural y les Feriantes Organizados con el municipio, 40 artesanos y manualistas estuvieron en la plaza con una Feria Popular. La fiesta tuvo su punto más alto el domingo con el “verdurazo” en el que los productores vendieron más de 100 kilos de verdura fresca y nueva en veinte minutos.

El grupo de la Economía Popular está integrado por todo tipo de trabajadores excluidos; artesanos, manualistas, huerteros microemprendedores y también quienes se dedican al preparado de alimentos como tortas fritas, budines y pizzas. De acuerdo a lo manifestado por el responsable del balance de la feria, Jeremías Betencurt, para conseguir la oportunidad de feriar en el paseo Mendía mantuvieron varias reuniones con el municipio, bajo la premisa de la urgencia de comenzar pronto con la venta ya que las fiestas de fin de año son siempre fechas claves para los emprendedores.

 

A partir de esos encuentros obtuvieron el permiso para establecerse con una feria viernes sábado y domingo. Le explicaron a los funcionarios municipales cómo se encuentra integrado su equipo de trabajo y ellos les asesoraron acerca de cómo debían prepararse. Estuvieron todos con sus puestos, con la única excepción de quienes hacen elaborados que debían contar con el aval y el permiso de bromatología, lo que para esta ocasión no se llegó a obtener.

 

El lema propuesto desde la organización, en el marco de la futura creación de la Mesa de Economía Social y Solidaria los trabajadores de la Economía Popular fue: “Esta Navidad piensa en los pequeños emprendedores y ayúdales a crecer comprando tus regalos”. En la Economía Social se encuentran agrupados cerca de 40 integrantes, de los cuales participaron esta vez entre 15 y 18 feriantes, excepto los que hacían elaborado, que no pudieron participar por las cuestiones de bromatología apuntadas.

Es importante apuntar que la Feria que se ubicó en la plaza central estaba integrada por los artesanos que se ubicaron sobre Rivadavia, y que se encuentran fiscalizados por Cultura Municipal. “La Minga”, que aplicaron sus puestos sobre Vicente López y que desde hace un par de años que llegaron a la plaza, y un tercer grupo más nuevo de productores denominados “Feriantes Organizados Olavarría” -que no realizan reventa- acompañado desde el Programa de Economía Social Solidaria y Popular, y que se dispusieron a lo largo del Paseo Mendía.

 

La feria arrancó el viernes, y tanto ese día como el sábado las ventas fueron positivas en general para todos los feriantes para repuntar el domingo cerca del cierre, cuando -luego de promocionarlo por las redes sociales- Angélica, integrante de la Confederación de Trabajadores de la  Economía Social (CETEP) productora de verdura vendió algo de más de 140 kilos de verdura en menos de 20 minutos, ya que tenía precios muy accesibles para el consumidor además de que era una producción limpia, sin transgénicos ni contaminación. La idea es fortalecer al productor para que pueda comercializar sus verduras a un precio justo, además de evitarse a los intermediarios. Por un lado ir directo del productor al consumidor, y por otro que el consumidor pueda tener acceso a una verdura fresca a un precio razonable.

 

El domingo al terminar la actividad los Feriantes Organizados hicieron una asamblea con todos los  emprendedores que estuvieron presentes más algunos de los que no pudieron participar, y acordaron posibles fechas para pedir de nuevo al municipio volver a feriar en Enero y Febrero en la plaza, ya que son dos meses que el clima acompaña y que la gente llena el centro. Esperan poder conseguir los dos fines de semanas del medio del mes de enero, basados en que para el primero ya está la fiesta de reyes en Sierras Bayas en tanto al último no lo ven como una buena fecha. En febrero sí piensan pedir los cuatro fines de semana, y en lo posible seguir vendiendo verduras en el suceso que llamaron un “Verdurazo”, que dejó muy contento al público por lo menos una vez por mes.

 

Otro punto que acordaron fue pedir en conjunto ante bromatología por los 15 feriantes que hacen elaborados para obtener la fiscalización que les permita participar en esas ferias populares del centro. A partir de este suceso los integrantes de la Economía Social local han anunciado al municipio cuáles son sus intereses como feriantes y como trabajadores y cuáles son sus ambiciones y expectativas. Ellos aspiran a un lugar cerrado para poder comenzar a trabajar, de manera de para formar Cooperativas de trabajo, de distintos rubros.

 

La feria que sueñan quieren que sea linda, ordenada, que el público los elija y defienda y que se vaya también contento. Piensan poner un puesto para dar información de lo que son los emprendedores, que es cada puesto, que mercadería hace, lo que es huerta, qué es reciclado, el trabajo que hace en particular cada uno. Es su intención mantener la puerta abierta para ayudar  a otras personas que sientan la necesidad de comenzar en este espacio y tener un trabajo extra. También quieren tener un puesto pura y exclusivamente para donaciones de útiles, ropa, alimentos y juguetes y de esa manera ayudar a merenderos, escuelas y jardines. En la primer feria, que fue este fin de semana estos dos puestos no estuvieron porque llegaron muy ajustados en el tiempo Pero si esperan tenerlo en las próximas ferias.

 

Para los trabajadores de la Economía Social la Plaza Central es un espacio al que deseaban llegar con sus variados productos, y en los días que funcionó la feria permitió  a la comunidad adquirir productos de diversos sectores de la Economía Social. Es importante acotar que no son ni artesanos fiscalizados por el municipio ni parte de “La minga”: Lo que los une es que necesitan trabajar.

 

Compartimos con todes la síntesis del trabajo durante la Semana Nacional de la Economía Social y Solidaria realizada del 20 al 23 de noviembre.