La Poderosa inauguró el Centro Cultural “El Cole” en Villa Cordobita

Luego de mucho peregrinar por el barrio, la organización civil “La Poderosa” inauguró su Centro Cultural en el Barrio Villa Cordobita, de Tandil. Hasta ahora, las actividades funcionaban, primero, de casa en casa; luego, en un colectivo, espacio que le da su nombre a este nuevo Centro.

A lo largo de una tarde en que festejaron lograr el lugar propio, se sucedieron presentaciones de payasos, números musicales, y la exhibición de un video en el que cuenta la historia de la agrupación y de cómo se llegó a la concreción del Centro Cultural.

Al pequeño escenario fue invitada a subir Petra Marzocca, referente de Memoria por la Vida en Democracia, quien expresó: “Con muchos de los integrantes de La Poderosa nos encontramos en las marchas, en la calle, en los reclamos que tienen que ver con todos los derechos que no tenemos o se van perdiendo. Sumo, junto a muchos, la voz para mantener en alto banderas que Memoria por la Vida en Democracia defendió, y perdió muchos de sus compañeros, pero seguimos hablando de la historia de ese momento y articulando con la realidad de hoy en día, para no descuidar los lugares donde somos necesarios todos. Tenemos que conocernos e interpretar cómo está la realidad para defender que los derechos no se pierdan y seguir garantizando otros. Un abrazo muy grande de todo el grupo Memoria por la Vida en Democracia. Nos seguimos encontrando en los espacios comunes y gracias a todos...”

Además, la Murga “Correla Voz” acompañó con su espectáculo y con el compromiso contra la violencia machista, al pedir justicia por el femicidio de Ailín torres.

Villa Cordobita se encuentra al costado del Monte Calvario, subiendo por calle Paraguay, bien arriba. Sobre mano derecha, cuando termina el asfalto, hay un colectivo multicolor. Allí trabaja la gente de “La Poderosa”, en un barrio donde el Estado se encuentra ausente: no hay salita de salud, los servicios son deficientes, y hasta que no lo hicieron ellos mismos, nadie mantenía las calles ni los espacios verdes.

Las actividades empezaron hace más de tres años, con la construcción de una placita que hoy tiene la forma de una canchita de futbol. Aquellas actividades con y por los pibes fueron rotando de casa en casa, hasta que consiguieron un colectivo (cedido por un vecino). Colectivo que, con el tiempo, les quedó chico, hasta lograr esta nueva sede que supieron construir.

Entre las actividades que La Poderosa hace en Villa Cordobita, están los espacios de Educación Popular (que brinda apoyo escolar a los pibes del barrio), Comunicación Comunitaria, Fútbol Popular, Espacio de Géneros y un merendero “Poderoso”. Además, funcionan cooperativas de huerta, trabajan en gastronomía y en una cooperativa de estampados. Hace poco tiempo, ganaron el premio “Recooparte” del Credicoop, y con ese aporte compraron equipamiento, mobiliario y libros para la nueva sede.

A partir de la inauguración del espacio propio, podrán realizar todas las actividades en un mismo lugar. Al nuevo espacio se suma la Biblioteca Popular bautizada “El Grito de la Sierra”, un paso adelante en la conformación de una futura cooperativa de bibliotecarias populares.

Zulema y Fidel, integrantes de “La Poderosa – Villa Cordobita”.

Desde el barrio, se están organizando en diferentes instancias. Las mujeres de gastronomía empezaron a producir lo que utilizan para que los pibes tengan una torta o una chocolatada digna y de calidad. En ese sentido, la huerta surgió para poder acceder a las verduras y frutas que necesitan, en principio, para la alimentación comunitaria y, posteriormente, se encuentra entre los planes el comercializarlas. También llevan adelante la lucha por el sistema habitacional. Como manifiestan Zulema y Fidel, los terrenos están mal ubicados y, en menos de diez años, a muchos vecinos se les empiezan a derrumbar las casas con los movimientos de los cimientos.

La revista “La Garganta Poderosa” es el brazo periodístico de la organización “La Poderosa” a nivel nacional. Publicación en la que ellos comenzaron a participar, primero, enviándoles información cotidiana de sus actividades. Actualmente, tienen un redactor y un fotógrafo, y aportan desde el territorio su experiencia. Forman parte de una lucha de empoderamiento popular, que se suma a 59 asambleas en todo el país, que luchan juntos en red y ponen lo colectivo por delante de lo individual.

Click en la foto para acceder a la galería de fotos