Las organizaciones tandileras en la Campaña dieron conferencia

En la mañana de este martes 10, las organizaciones de Tandil que forman parte de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito brindó una conferencia de prensa en la sala de prensa del Municipio. Desde la Biblioteca Popular de las Mujeres, la Colectiva Feminista Mala Junta (en Patria Grande), el Movimiento Evita Tandil y el Grupo Ci.So.C., compartieron material sobre el proyecto de ley presentado por la Campaña con las y los periodistas que se acercaron, y dieron aviso de la proximidad de actividades en este marco histórico de debate en el Congreso de la Nación.

La primera en hacer uso de la palabra fue Liliana Giannatasio, desde la Biblioteca Popular de las Mujeres. Hizo hincapié en que esta conferencia fue “un punto de arranque, desde Tandil, frente a un hecho que nos parece histórico, sumamente importante, por el que hemos luchado desde hace muchísimo tiempo y llegó al ámbito del Congreso de la Nación”. Como organizaciones integrantes de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, dieron cuenta de la labor de años de la Campaña, que ha presentado proyectos al Congreso en reiteradas oportunidades. Campaña que se ha conformado con tres banderas: Educación Sexual para decidir, Anticonceptivos para no abortar, y Aborto Legal para no morir.

Acercaron a los medios la razón por la que se encuentran en la Campaña y el proyecto de ley presentado por la Campaña. Proyecto de ley que, si bien no es el único, “es el más completo, el que trabaja mejor sobre lo que hemos venido exigiéndole al Estado: que realmente se comprometa y trabaje en esta política pública de salud”.

Giannatasio adelantó que desde Tandil seguirán trabajando en el tema, en el marco de este contexto, visibilizando y acompañando el debate mediante actividades. “Martes y jueves se van a realizar las audiencias en el Congreso: por la mañana, serán cerca de 15 las y los expositores, con una postura a favor de la despenalización; por la tarde, estarán las posturas que están por la negativa. Estos debates serán sumamente interesantes y se pueden seguir por distintos portales de información”, señaló.

“El derecho a interrumpir un embarazo tiene que ver con la salud a nivel integral”

Seguidamente, Gisela Giamberardino, de Mala Junta e integrante del Ci.So.C, se refirió a la historia del debate: “La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito empieza en el 2005, a partir del marco de un Encuentro Nacional de Mujeres, con más de 70 adhesiones de distintas agrupaciones. Hoy, la Campaña tiene más de 300 adhesiones”.

Las organizaciones que dieron esta conferencia consideran que los derechos sexuales y no reproductivos “han sido una preocupación de las mujeres: sobre el tema del aborto se debate en las casas, en las plazas, en las escuelas, en los hospitales”. Por esto, en los últimos años se obtuvo la despenalización social del aborto, como se dice desde Católicas por el Derecho a Decidir. En ese sentido, Giamberardino informó que desde el primer proyecto presentado en 2007 hasta hoy, no se debatió ningún proyecto, por lo que subrayan lo histórico del momento: “es la primera vez que el debate que estaba dándose en la sociedad, permea los debates legislativos”.

Hay nueve proyectos presentados. El proyecto de la Campaña entró con 71 adhesiones de un gran arco político, luego de las estrategias dadas desde 2005, en la necesidad de legalizar el aborto. Estrategia relacionada con la inclusión en la agenda política y social, en el ámbito cultural, en las instituciones y organizaciones de la sociedad civil, “en las cabezas y en los cuerpos de las ciudadanas y los ciudadanos”, la preocupación de qué hacer con un embarazo no deseado; y con el “por qué debieran (o no) ser legalizadas y despenalizadas las prácticas de interrupción del embarazo”.

Giamberardino también recordó la vigencia actual, en Argentina, de una ley de aborto legal, con tres grandes causales de salud. “Vamos por más: el derecho a interrumpir un embarazo tiene que ver con entender la salud a nivel integral, y con entender el derecho que tenemos (y debemos tener las mujeres) de considerar la legalización y la despenalización como una cuestión de salud pública, de justicia social y de derechos humanos de las mujeres”.

Por último, resaltó este momento histórico, ya que “desde que volvió la democracia, en 1983, hasta hoy, se han presentado más de 300 proyectos y nunca se han tratado, con un arco que iba de la penalización total a la legalización o la despenalización por causales, hasta el que presentamos hoy, el más completo, porque considera la integralidad de la vida”, en los tres ejes de trabajo que sostiene desde hace más de una década la Campaña.

Reflexiones del proyecto presentado por la Campaña

Regina Federico, del Movimiento Evita Tandil, fue la encargada de las cifras. Inició su alocución indicando: “Es evidente que la prohibición ha sido ineficaz. Los abortos siguen ocurriendo masivamente”. Entre los números que se manejan en Argentina, dos de cada diez mujeres fallecidas por causas maternas, son por abortos inseguros; desde la recuperación de la democracia, han fallecido más de tres mil mujeres por abortos; 49 mil internaciones anuales; y medio millón de mujeres por año que consultan sobre cómo realizarse un aborto.

Natalia Draghi, de Mala Junta (en Patria Grande), leyó algunos puntos del proyecto: “La muerte, a consecuencia de interrupciones de embarazo mal practicadas, sólo pueden sufrirla las mujeres por su propia condición biológica para la reproducción. Es por ello que esta ley constituye un acto de equidad y de justicia reproductiva. La necesidad de dar un debate serio y profundo, despojado de valoraciones personales, resulta imperioso en esta etapa de la Argentina. El debate sobre el derecho al acceso a la práctica de interrupción del embarazo, constituye un paso más en el camino hacia la democratización de nuestra sociedad y la resolución de injusticias reproductivas”.

Continúa el documento: “El Estado debe garantizar un acceso real y equitativo al derecho a la salud para todas las mujeres, sin permitir que se generen diferencias según el nivel socioeconómico, la etnia, valores culturales y religiosos ni edad. De la mano de otras leyes vigentes (como las que aprobaron los programas de salud sexual y reproductiva; la educación sexual integral; matrimonio igualitario; fertilización asistida; y de la implementación de políticas de salud reproductiva), podemos avanzar mucho en la construcción de una sociedad más justa, igualitaria, respetuosa de los derechos de la mujer”. Se trata, asimismo, de debatir “qué democracia queremos: una, con un Estado libre, laico y plural, ampliando derechos; o una democracia con un Estado ausente, que por omitir un debate sobre la legalización que permite interrumpir embarazos, refuerza inequidades e injusticias sociales”.

Por último, como cierre de la conferencia, afirmaron la realización de los ‘Martes Verdes’, para visibilizar el compromiso con esta causa “que nos preocupa enormemente: no queremos más muertes de mujeres ni más silenciamientos, ni más mujeres encondiéndose ni clandestinizándose para favorecer el negocio de unos pocos”, concluyeron.

(Fotos y cobertura: Liliana Torres, para Miradas del Centro.com.ar)

Los martes se ponen verdes en la región

El documento de la Audiencia Pública sobre aborto ya está entre nos