¿Noticias de ayer?

Si la noticia se cuela en los diarios de este jueves, más de una y alguno que otro sentirá que tiene un papel casi amarillento, como en un viaje del tiempo, llegado directamente de la oscura segunda mitad de la década del ’70. Pero no. Año 2018 y vuelve a leerse ‘secuestro y torturas’. La víctima fue una docente del partido de Moreno, que participa del acampe y las ollas populares.

Corina De Bonis fue secuestrada y torturada, según se supo en la tarde de este miércoles. La levantaron en un auto, la golpearon, la encapucharon y le escribieron un mensaje prácticamente mafioso en su abdomen: ‘Ollas No’. No es una noticia que llega de los archivos de una hemeroteca, de diarios de los ’70. Es de ayer nomás. Corina es docente del CEC 801 de Moreno y es el amedrentador desenlace de una serie de amenazas recibidas por maestras y maestros de Moreno que participan de un acampe frente al consejo escolar y ollas populares, desde hace más de un mes, en reclamo por el derecho a la educación y la vida. Una de esas amenazas rezaba: “La próxima olla es en Güemes y Roldan. Todas no tienen auto!”. No se trata precisamente de la dirección de una escuela… sino del Cementerio de Moreno.

Moreno, precisamente la localidad en la que la desidia de María Eugenia Vidal y su equipo, en forma de explosión por pérdida de gas, arrebató las vidas de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez. Desde aquella trágica mañana del 2 de agosto, en todo ese partido, hay alrededor de 300 establecimientos educativos en los que están suspendidas las clases, decisión de sus respectivos directivos, por las peligrosas falencias en infraestructura, al punto de hacer peligrar las vidas de alumnado y docentes.

COMUNICADO DE MEMORIA POR LA VIDA EN DEMOCRACIA de Tandil

Estamos transitando tiempos oscuros, ante la apatía o el desconocimiento de parte de la población.

Si bien hemos estado siempre alertas ante retrocesos y falta de garantías a través de los 42 años desde el recupero de la Democracia, y nos sentimos respaldadxs con la anulación de las leyes de Obediencia debida y Punto final y el avance de los Juicios de Lesa Humanidad, en los años de los gobiernos kichneristas, la realidad nos enfrenta nuevamente a graves violaciones de los Derechos Humanos. Y hablamos del derecho al trabajo digno, a la educación, a la salud, a la vivienda, y por encima de todo, ‘el derecho a la vida’.

Los aberrantes hechos como el secuestro, violencia y tortura a una maestra que ejerce su reclamo a un salario digno, a un edificio en condiciones de habitabilidad segura, y que muestra su solidaridad con los niños, garantizando su alimentación a través de ollas populares, rebasa la condición humana.

Sacudámonos la indiferencia, recuperemos la solidaridad, para que el oscurantismo y la violencia no invadan nuestro presente. Decimos, junto a la Comisión Provincial por la Memoria, que “la Democracia se defiende todos los días y se construye sobre la Ley y el Respeto“.

COMUNICADO DE LA COMISIÓN PROVINCIAL POR LA MEMORIA

Preocupación por el secuestro y torturas a una docente en Moreno

“La Comisión por la Memoria expresa su repudio y extrema preocupación por el secuestro y torturas que sufrió Corina de Bonis docente del CEC 801 de Moreno. El hecho fue la culminación lamentable de una serie de amenazas que sufriera con motivo de su participación en acciones de protesta por la realidad social y educativa que se vive en esa localidad, como el acampe frente al consejo escolar y las ollas populares, en reclamo por el derecho a la educación y la vida.

“El secuestro y las torturas contra Corina ocurren a poco de cumplirse el mes de las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez en Moreno, de las que es responsable el Estado por la desastrosa realidad de las escuelas y el incumplimiento de la garantía del pleno acceso al derecho a la educación al que está obligado.

“El secuestro y las torturas a Corina son intolerables y son un alerta de las consecuencias de prácticas y discursos oficiales que desprestigian a los trabajadores de la educación, deslegitiman sus reclamos, cercenan el derecho a la protesta y promueven, legitiman y alientan las acciones represivas y violentas contra ella.

“Este hecho no es aislado. Hace pocos días, en el marco de las protestas y la represión a la movilización de los trabajadores de ‘Astilleros Río Santiago’ en La Plata, la policía detuvo arbitrariamente a cinco trabajadores y los torturó en la Comisaría 1ra de la capital de la provincia.

“La CPM se solidariza con Corina y con toda la comunidad educativa de Moreno, y en particular con el CEC 801, que no ha dejado de reclamar por la educación como parte indisociable de su deber de enseñar. Exigimos a las autoridades judiciales investigar lo ocurrido hasta esclarecer plenamente la autoría de los hechos; y al Poder Ejecutivo, garantizar el Estado de derecho. Pues sin pleno ejercicio de los derechos no hay democracia”.

“NO SÉ QUÉ ES PASADO Y QUÉ ES PRESENTE”

Con el debido pedido de permiso, compartimos la reflexión que escribió la escritora santafesina Giselle Aronson, que en agosto último estuvo en Tandil, en la decimoquinta edición de su Feria del Libro, presentando con autores locales la antología ‘Hay palabras alrededor de este cuerpo’. El destino tiene jugadas tristemente llamativas. Una de ellas es la que describe Aronson en este escrito, publicado en redes sociales:

“A la noche, en el profesorado donde trabajo, y como introducción a una jornada debate que vamos a llevar a cabo en días próximos, había preparado la lectura de la ‘Carta Abierta a la Junta Militar’, de Rodolfo Walsh.

Segundos antes de comenzar la clase, una alumna me preguntó si me había enterado de lo que pasó hoy. Ella me anotició sobre el secuestro y tortura de la docente de Moreno.

Como pude, di la clase y leímos la Carta. A medida que avanzaban los párrafos, la opresión en la garganta y en el pecho aumentaba. En el pizarrón había remarcado 1977, el año de la Carta y en mi voz, las frases se actualizaban terriblemente.

Salí del instituto, abrí el celular y me seguí enterando.

Secuestro y tortura de una docente.

Ya no sé si es 1977, si nunca salí de la Carta Abierta, si Walsh nos habla desde el más allá, si nunca se fueron, si son los hijos de la dictadura, o si son los mismos. No sé a qué llamar democracia. No sé quiénes serán, seremos, los próximos secuestrados y torturados. No sé qué es pasado y qué es presente.

No sé cómo se hace mañana para ir a trabajar como todos los días, como si no hubieran secuestrado y torturado a una docente por darle de comer a pibes con hambre.

No sé cómo hacen los que hacen como si nada pasara.

No sé cómo se sigue.”

Movilizaciones en Olavarría y Tandil por la tragedia en la escuela de Moreno

Resolución por la educación y lavandina oficialista: el caso Tandil

Argentina es educación pública, y la región Centro lo hizo manifiesto