Novedades en la rama cartonera: se llegó a un acuerdo por el galpón

Hacia mediados de mayo, en una nueva reunión entre la rama cartonera del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE-CTEP) y funcionarios del Municipio de Tandil, se arribó a un acuerdo. Se trata de un subsidio de alquiler, para que la Cooperativa de Recuperadores Urbanos (nucleada en el MTE) acceda a un galpón para desarrollar sus actividades.

Entre los funcionarios municipales que asistieron a la reunión, se encontraban el subsecretario de Coordinación, Juan Martín Pisani; el subsecretario de Desarrollo Social, Pablo Civalleri; el director de Medio Ambiente, Héctor Creparula; y Lisardo Pavioni, por el Servicio Local.

Daniel Fernández, integrante del MTE, manifestó: “Después de un año de lucha, logramos que el Estado municipal empiece a reconocer a los cartoneros y cartoneras por el enorme trabajo que hacen a diario. Desde la primera reunión que mantuvimos, a mediados del 2017, siempre afirmamos que nuestros compañeros son el principal actor del reciclaje en Tandil”.

Natacha ‘Chachi’ Milazzo, del MTE-CTEP, subrayó: “A partir de contar con el galpón, vamos a poder mejorar las condiciones laborales de los y las cartoneras, principalmente por no tener que acopiar en sus patios”, junto a la posibilidad de poder aumentar la cantidad y calidad de los residuos recuperados. También aseguró que “se abre todo un abanico de posibilidades: desde las ventas colectivas que mejoren el precio de venta de los reciclables hasta recuperar nuevos materiales a través de la mecanización”.

En torno a cómo se instrumentará el acuerdo, Fernández señaló que todos los papeles de la Cooperativa están en regla, lo que posibilitó la firma del convenio por el subsidio de alquiler, por 20 mil pesos mensuales. Convenio que durará dos años y que, en función del monto ofrecido por el Municipio, “vamos a elegir el mejor galpón posible en términos de precio, ubicación y tamaño“.

En ese paso hacia el reciclaje con inclusión social, Milazzo también destacó el refuerzo del programa de Promotoras Ambientales y Puntos Azules, “que busca instalar la separación en origen en nuestra ciudad”, y recordó que en esa misma altura del mes de mayo, desde la Mesa GIRSU se presentó una ordenanza para regular a los grandes generadores de residuos. “Queremos seguir elaborando legislación que permita una mejor gestión de los residuos. Tenemos mucho para aportarle a Tandil. Esto recién empieza“, concluyó.

Vale recordar que esta negociación no surgió de un repollo y que ésta fue la última reunión de una serie que se inició a fines de 2017. De hecho, hace poco, la rama cartonera del MTE-CTEP había tenido una primera oferta del Municipio, que era exactamente la mitad, y no se condecía con el precio de ningún galpón, como el que necesitaban, en todo Tandil. “Lo dejamos planteado en esa reunión que tuvimos, y en la siguiente, fuimos con un listado de galpones, en donde mostrábamos que los alquileres estaban cómodamente arriba de los 20 mil pesos por mes”, aclaró Fernández, en diálogo con Miradas del Centro. Así lograron que el Ejecutivo mejorara la oferta, aunque el planteo de los funcionarios comunales fue que la de los 20 mil pesos mensuales era la última oferta y ahí se terminaba la negociación. Reunión que tuvo la impronta del ‘tómalo o déjalo’.

Ahora resta cerrar el alquiler con el galpón “que más convenga en precio, ubicación y tamaño, entre otras cuestiones”. La idea es que a fines de junio, a más tardar, ya se esté trabajando en el galpón. “En un principio, el trabajo va a ser parecido al que se hace hoy, con la gran ventaja de que el acopio no se hará en la casa o en el patio de las y los compañeros, sino en un espacio común”, explicó Fernández, y adelantó que pelearán un precio de compra mejor de los intermediarios, ya vendiendo en cantidad y como cooperativa.

Tenemos que conseguir máquinas, incorporar nuevos materiales, buscar otros lugares de venta… Todo eso va a ser posible a partir del galpón, así como pensar más seriamente y con más tranquilidad cómo llevamos a la práctica esta propuesta de reciclaje con inclusión social que, por suerte, tenemos mucho empuje”, detalló Fernández. Quienes integran la rama cartonera del MTE-CTEP están muy contentos por el logro y motivados. “Confiamos en que vamos a poder avanzar, ya con el galpón”.

Buenas nuevas en la trinchera de las Promotoras

Las promotoras ambientales de la rama cartonera del MTE (en la CTEP) salieron a la cancha, y brindaron su primer taller de reciclado y concientización ambiental a las y los estudiantes de la Secundaria 18. Trabajo realizado en el marco dado por el proyecto de extensión de la Unicen.

El proyecto de los Puntos Azules también continúa. Se le presentó una carta a la Unicen, para formalizar el principio de acuerdo que hubo de parte del Rector Tassara para con el MTE, para llevar los puntos azules a todas las dependencias de la Universidad Nacional del Centro, para así empezar a hacer un ensayo de separación en origen para la ciudad, para después aumentar la cantidad de residuos que se reciclan.

El galpón se hace esperar y la paciencia se hace finita