Olavarría marchó con Orgullo LGBTTTIQ

Varios centenares de olavarrienses recorrieron el jueves 28 las calles con banderas multicolores para celebrar el Día Internacional del Orgullo LGBTTTIQ (Lesbiana, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti, Transexual, Intersexual, Queer). La jornada fue convocada por jóvenes a través de las redes y se vivió como un encuentro para festejar lo conseguido y luchar por lo que falta.

La iniciativa en Olavarría este año surgió de un grupo de estudiantes secundarios que se organizaron espontáneamente a través de un grupo feminista, confirmando que la nueva militancia está surgiendo entre les pibes más jóvenes, que quieren encontrarse, verse las caras y confirmar la fuerza del colectivo.

La marcha hace muchos años que se realiza, cambiando en cada ocasión la consigna. Las últimas  tuvieron que ver con la ley de identidad de género, y esta vez la consigna pedía basta de trasvesticidios y basta de transfemicidios y por el cupo laboral a los trans. Recordemos que las principales conquistas de la comunidad LGBT en Argentina son el matrimonio entre personas del mismo sexo, la implementación de la ley de identidad de género y la derogación de los Códigos Contravencionales, que explícitamente criminalizaban a travestis y homosexuales, aunque crímenes sobre los integrantes del colectivo se suceden periódicamente todavía a lo largo del país.

El punto de encuentro elegido para la movilización fue el Paseo Jesús Mendía pasadas las cuatro de la tarde, y luego los asistentes recorrieron el centro de la ciudad con banderas de colores y expuesta alegría, parando por la Comisaría Primera, para culminar la marcha en el Parque Mitre con bailes, murga y poemas.

 

La movilización dio la oportunidad de charlar con la activista Paloma Carlos, quien explicaba: “Nos convocamos acá no sólo para festejarnos y para celebrar un montón de cuestiones y de logros sino también para seguir en la calle y seguir luchando, me parece que es importante también plantear que reivindicamos y mantenemos presente también la figura de Diana Sacayan  en este momento y también antes pero en este momento es crucial, porque a partir de la sentencia en su juicio se empiezan de conocer la figura de travesticidio, y nos parece un avance que hoy celebramos pero ha sido por la movilización en las calles y por haberlas tomado, así que básicamente nos encontramos con un montón de sensaciones pero es muy agradable“.

Respecto a la situación del colectivo LGBT en Olavarría, explicó: “Quizá no está conformado orgánicamente, y no se limite a una organización sino que está creciendo y que eso viene de la mano con el movimiento de jóvenes, como también pasa en las luchas feministas, eso lo vimos con el logro en la media sanción del proyecto de ley por el aborto. Así que es este movimiento y la juventud también potenciada, que la celebramos, ha generado que también hoy estemos acá y que seamos muchos”. En cuanto a los avances que han obtenido indicó: “A lo largo de toda esta lucha ha habido algunos avances, claramente, todos estos avances en todos los sentidos y en todos los ámbitos en los que podemos pensar ha sido gracias a tomar las calles a visibilizarnos y a luchar por nuestros derechos” .

En cuanto a lo que falta, consideró: “luchamos realmente por un reconocimiento y el respeto que es lo básico y también luchamos por un montón de compañeres que hoy no estan y que demandan justicia y también luchamos por nosotres y por las nuevas generaciones y porque tengan realidades distintas en otros momentos…”

Click en la imagen para ver
nuestra Galería de Fotos de la Marcha LGBT

 

Como exclamaba Sofía Márquez, una de las organizadoras al caer la tarde:“Esta es nuestra próxima lucha, sabemos que hay que seguir luchando pero como siempre digo: Hoy es un día de lucha pero más que nada un día para celebrar lo que ya tenemos. La primera vez que veo tanta gente cantando acá en la plaza en Olavarría…

Las actividades de la marcha finalizaron a las márgenes del Tapalqué, con fiesta de mates, poemas y bailes murgueros, mientras el sol del invierno calentaba las almas antes de guardarse tras el horizonte. Esa noche el frío dio un paso atrás, porque la alegría quedó encendida mucho rato entre tanto corazón diverso.

De Casa Violeta a casa multicolor

En Tandil, el Día del Orgusho se celebró en la Casa Violeta, de 14 de julio 968. Como indicaban desde la organización, “tortas, travas, trans, putos, maricas y todes les rarites nos reunimos en el Frente Disidente para organizarnos localmente, compartir nuestras experiencias, revisar las conquistas históricas del colectivo disidente y aunarnos para ir por todo lo que nos falta“. Actividad que fue abierta a todos los géneros, edades y sexualidades LGBTTTIQPA.