Para Construir Futuro hay que escuchar a lxs pibes

Lxs adultos… ¿Sabemos qué piensan, qué creen, qué sienten los jóvenes? ¿Cuáles son sus proyectos? Son preguntas amplias, generales, abiertas, pero esenciales. Y pocas veces formuladas a las y los protagonistas. En realidad, el mundo adulto suele formar generalizaciones y reducciones, normalmente sustentadas en estereotipos no muy positivos acerca de la juventud. 

(Por Ornella Candia)

(Olavarría) Por eso, pensamos en no desaprovechar las oportunidades, en las cuales las y los jóvenes son protagonistas, para saber qué tienen nuestrxs pibes y pibas para decir. En nuestra ciudad, se presentó a los beneficiarios del programa Construir Futuro. Miradas del Centro aprovechó la ocasión para dialogar con dos jóvenes que resultaron seleccionadas para el beneficio.

Construir Futuro es un programa de incentivo económico para que las y los estudiantes del último año de secundario puedan continuar una carrera universitaria, terciaria o realizar un curso de formación. El objetivo es fomentar el acompañamiento para otorgar herramientas a los estudiantes que están terminando el secundario, para que cada joven demuestre sus conocimientos a través de proyectos donde prevalezca la solidaridad, en pos de mejorar la comunidad. Se presentaron 48 proyectos, de los cuales 20 quedaron seleccionados, y se les otorgará un subsidio de hasta $10.000, de acuerdo al presupuesto presentado.

Manuela Minnig (17) una de las becarias adjudicadas, contó que presentó “un proyecto sobre una campaña de concientización contra las violencias de género. La idea es realizarla en mi escuela, la secundaria Nº 20 Fray Romeo Musaragno, que funciona en el edificio de la Escuela Nº 4”.  

Manuela destacó, emocionada, que la experiencia le sirvió “muchísimo”, porque “no pensaba seguir estudiando y, gracias a esta beca, tengo la oportunidad de hacerlo, voy a poder elegir una carrera y poder estudiar”.

Por su parte, la estudiante Rocío Barón (18) destacó que el programa Construir Futuro significó “una gran ayuda, por la beca y porque me incentivó, me ayudó a sacar todo mi potencial y capacidad para poder realizar otro proyecto, con el fin de ganar y ayudar a mi escuela”.

Rocío indicó que este programa es muy bueno porque “se enfoca en la educación pública que, con este gobierno, parece estar en peligro. Más por nosotros, que somos los que vamos a terminar la escuela secundaria y pensamos seguir estudiando. Si nos quitan la posibilidad de que sea gratuita, hoy día, como están las cosas, se nos van a dificultar muchísimo”. La joven, durante su discurso al ser adjudicada, aseguró que ella no “cayó” en la escuela pública: “Yo la elijo”, con una seguridad que hace flaquear cualquier división estereotipada que se tenga de los jóvenes. En ese sentido, ella afirma que “se tiene que terminar la estigmatización de que los de la escuela pública somos unos ‘burros’ o que ‘no hacemos nada’, porque a través de estos proyectos se pueden ver los frutos de nuestros actos”.

Sobre su proyecto, Rocío explicó que “se basa en tener un área de investigación dentro de la biblioteca de mi escuela. Tendríamos un conjunto de mesas y sillas, un armario con material didáctico, bibliográfico, libros de proyectos de investigación, metodología, mapas de Olavarría y grabadoras. Además, el Archivo Histórico me donó libros y eso nos podría ayudar a realizar nuestros trabajos. Estoy en una escuela con orientación en Ciencias Sociales, y en el último año todas las materias se basan en realizar proyectos, informes y monografías con respecto a la historia local. A mí me parece muy importante nuestra historia como ciudad porque abarca muchos temas que también se contemplan en la historia nacional, como es la dictadura militar, y acá se ve Monte Pelloni, los Ex Veteranos de Guerra, y el caso de Carlos Moreno, abogado laboralista asesinado durante la última dictadura. De hecho, el área de investigación se va a llamar Carlos Moreno en tributo a él”.

Durante el acto de adjudicación, Rafael Curtoni, docente universitario e investigador del CONICET, invitó a reflexionar acerca del estado del derecho a la educación pública. Manifestó que, debido a sus experiencias en países latinoamericanos y europeos, ha podido constatar que la educación pública en Argentina nos caracteriza y nos destaca a nivel internacional. Asimismo, hizo alusión a la naturalización que existe socialmente acerca de la Educación Pública, siendo este mismo un derecho que se obtuvo luego de arduas y largas luchas. Además, discutió las políticas actuales neoliberales, que hablan de privatización, aranceles, y cuestionan a la educación pública en base a “gastos”. Curtoni sostuvo: “todo lo que tiene que ver con la educación, nunca es un gasto, sino que es una inversión”.

Por su parte, el concejal Federico Aguilera señaló que el programa Construir Futuro responde a una creciente preocupación e inquietud, por la falta de políticas públicas educativas que incluyan, apoyen y acompañen a los estudiantes, quienes serán el futuro.

En ese sentido, compatimos la reflexión final brindada por Rocío:

“Me parece bien que proyectos como éste nos hagan explotar nuestras capacidades y crecer como personas, para desenvolvernos bien en el futuro. Yo voy a ser una futura docente, voy a estudiar el profesorado de historia y filosofía, y estos proyectos nos hacen crecer muchísimo. No es la primera vez que participo de estos proyectos y programas, así que ‘aguante la escuela pública’. La defiendo a muerte y creo que nos tendrían que valorar más a los estudiantes porque, a veces, nos tiran muy abajo. Mi mensaje es que nos tengan fé y que nos apoyen, porque es muy importante para nosotros.”

Información del programa Construir Futuro aquí