Se fueron los autos, llegaron los reclamos

Agencia Comunica de la Facultad de Ciencias Sociales de Olavarría realizó un balance de los reclamos y del rendimiento del nuevo Sistema del Estacionamiento Medido implementado en la ciudad hace poco más de un me.

AC/FACSO

Son las 9 de la mañana en el centro de Olavarría, las puertas de los comercios comienzan a abrirse al público… Pero las calles no son las mismas. Hace un tiempo los cordones se ven más vacíos, los autos circulan cual nómada sin estacionarse en ningún lugar más que por un corto periodo de tiempo. El tránsito se agita en los alrededores, donde conductores maniobran para conseguir el hueco que les permita comenzar con su día. Avenida del Valle, Colón, Pringles y los márgenes del arroyo del lado de Pueblo Nuevo son un caos, un caos que recuerda al antiguo centro de la ciudad. Hoy se cumplió un mes de la puesta en marcha del nuevo Sistema de Estacionamiento Medido, algo que ha generado una importante discusión a nivel local.

Se estacionó una discusión

A fines de 2018 el antiguo sistema de estacionamiento medido de Olavarría, en manos de Bomberos Voluntarios, se llevó a licitación tras generar pérdidas para esta entidad. Seis empresas privadas fueron las que presentaron proyectos para quedarse con el servicio y Soluciones Virtuales S.A fue quien ganó la licitación. Entre los puntos planteados por la empresa se encuentra que el 26% de sus ganancias serán destinadas al Municipio (quien el primer año le dará este porcentaje, aproximadamente $4 millones, a Bomberos Voluntarios). Otro de los aspectos que se estableció dentro del contrato fue una modernización del sistema, mediante un pago online y también un período de 45 días de adaptación (sin cobrar multas) para el usuario. Una vez puesto en marcha, el 11 de marzo, se generó una gran discusión y controversia, principalmente a nivel político, y se ha podido ver a ciudadanos y comerciantes disgustados en varios aspectos con este nuevo sistema.

 

El problema más visible es el cambio en los hábitos de circulación de los ciudadanos, las calles que se encuentran dentro de la zona 1 y la zona 2 del estacionamiento medido están prácticamente vacías. Esto se debe a diversos factores, entre ellos, el precio. El valor de la tarifa que busca una empresa privada siempre es pensando en su rentabilidad, no necesariamente teniendo en cuenta el bolsillo del ciudadano. Aquellos que tienen que concurrir diariamente al centro deben pagar más de $2500 mensuales, algo que se hace difícil de afrontar, en muchos casos, por el actual contexto económico. También hay que tener en cuenta que las multas se establecen en UF (Unidad Fija), un valor que se equipara con el litro de nafta especial y que, por ende, aumenta con ella.

La implementación de un nuevo sistema digitalizado también ha generado un importante rechazo a nivel social, y esta resistencia es otro de los factores que han influido en los cambios de las prácticas culturales de los vecinos de la ciudad. Los ciudadanos han tenido que incorporar un sistema totalmente diferente a sus prácticas diarias, y teniendo en cuenta el malestar ya presente, ha terminado en un rechazo generalizado. Por esta causa, también, se han incrementado las consultas y denuncias a los organismos de defensa del consumidor. “Como en toda implementación de un nuevo sistema siempre hay gente que se resiste… Esto pasa en cualquier ciudad del mundo“, explicó Pablo Koerner, gerente de Soluciones Virtuales.

La desinformación es uno de los factores fundamentales que ha provocado este rechazo masivo, la gente no termina de comprender el funcionamiento del sistema y, por ende, decide no utilizarlo. “No se sabe a quién va la plata que recauda la empresa. Personalmente, prefiero pagar una cochera porque me resulta más económico… El sistema está mal implementado porque falta información”, manifestó la empleada de un comercio céntrico. La modernización es siempre un proceso que, en principio, genera un cierto rechazo, pero en ese caso la información se debe incorporar para saldar ese problema y es algo que desde Soluciones Virtuales reconocen como una falencia. ” Probablemente haya faltado información, nunca es mucha… Siempre se puede hacer más“, reflexionó el gerente de la empresa. Hay personas que logran aprovecharse de esta falencia para lograr un beneficio propio. Por esta razón se han recibido denuncias de que en algunos puntos de venta se estaba realizando un cobro extra (5 o 10 pesos por carga) que se encuentra por fuera de lo establecido en los contratos. “Eso se está tratando en el municipio y defensa al consumidor, es algo que no se debe hacer pero no depende de nosotros si pasa o no“, aclaró Koerner. Otro aspecto a destacar, del que tampoco se ha difundido demasiada información, es que en el caso de las agencias de remises habilitadas de la zona céntrica se contempla la exención del 20% de sus autos, y se determina a partir de la demarcación de los espacios en la vía pública.

En relación a este aspecto, las agencias de remises céntricas han manifestado diversas opiniones, a algunas no les ha afectado demasiado la implementación, a otras sin embargo les ha cambiado su rutina de trabajo. Un caso es el de una remisería ubicada en la calle Necochea, en la que sus trabajadores contaron que solo tienen lugar permitido para dos autos, por lo tanto el resto deben estacionarse por fuera del perímetro a la espera de un viaje incrementado de esta manera los costos de combustible “cambió absolutamente la dinámica de trabajo y pagarlo para seguir como antes es imposible” expresaron los trabajadores. La telefonista de la remisería ubicada en la calle Rivadavia al 3000, contó que en su horario de trabajo la gente ingresa todo el tiempo a preguntarle cómo tiene que hacer para estacionar su auto. Los usuarios no encuentran a nadie a quien preguntarle”, y sobre este aspecto la mujer mencionó que “la gente está molesta y confundida”.

Los principales perjudicados por estos cambios fueron los comerciantes céntricos. Considerando el contexto de recesión que están atravesando, que ha devenido en una merma del consumo interno, y al aumento de costos fijos a través de servicios como luz, gas y alquiler, se le suma el nuevo sistema de estacionamiento. Al desplazarse el movimiento hacia otros lugares hay una menor circulación, menos gente mirando las vidrieras, menos gente consulta precios…. Esto afecta directamente al comerciante. “Abril va a ser un mes en el que vamos a ver el cierre de muchos comercios, algunos tradicionales y otros más nuevos, que no pueden aguantar la caída del poder adquisitivo…Vamos a ver muchas persianas bajas que no se van a volver a subir”, auguró Rodolfo Paz, miembro de Comerciantes Unidos Olavarría y locatario de un comercio céntrico. Los precios no pueden equipararse a los aumentos y esto no genera esperanza en quienes son los encargados de la venta de productos. “Cuando se hacen los ajustes para ponerse a la par de lo que está pasando te encontrás con que la semana que viene aparecen aumentos mayores, no hay manera de que puedas nivelarte… Es una pendiente hacia abajo muy pronunciada”, expresó Paz.

El nuevo estacionamiento ha repercutido a los comerciantes por causa dos motivos principales. El primero es la desinformación, que ha provocado que la gente se moleste y resista, evitando ir al centro con sus vehículos y prefiriendo hacer sus compras en locales por fuera de este sector. “Si estuviera todo floreciente… Pero esta todo mal, tenían mil prioridades antes que esto”, manifestó un comerciante de una joyería y relojería de la calle Rivadavia. El contexto social y económico es el segundo motivo que, al sumarse el nuevo sistema de estacionamiento, ha hecho que los comerciantes céntricos sientan que el momento actual que están atravesando no es próspero para sus locales. “No estoy segura que sea el estacionamiento, está todo parado, la gente no entra como antes”, aclaró la dueña de Cuer&Pel, local ubicado en el centro de la ciudad. En este sentido desde un local de ropa de niños de la calle Dorrego manifestaron: “Esto llega en un momento que se suma al combo de cosas que venimos sufriendo los comerciantes, fue como la gota que rebalsó el vaso”.

Un debate por el espacio… para ser escuchados 

Vamos a tener un Estacionamiento Medido de acuerdo a la ciudad grande que somos”, planteó el intendente Ezequiel Galli en una conferencia de prensa por la puesta en marcha de este nuevo sistema. Sostuvo también que va a ser un gran alivio para Bomberos Voluntarios, que venían trabajando hace más de 2 años en ver de qué manera podían dejar de gestionar el sistema. El intendente expresó que el vecino va a tener que acostumbrarse al nuevo servicio ya que, en Olavarría, existe un gran problema con el tránsito. Desde la empresa que posee la concesión realizan un balance positivo de este primer mes, creen que el periodo de adaptación del usuario está terminando y que eso se refleja en los datos. “Estamos muy conformes respecto al interés de la gente. Llevamos 21 mil usuarios registrados y estamos teniendo entre 6 mil y 7 mil estacionamientos diarios… Se ve que el ciudadano lo ha aceptado”, mostró Pablo Koerner. Los miembros de Soluciones Virtuales consideran que la eficiencia del nuevo sistema se pone de manifiesto en las multas que se realizan diariamente y que, según los datos, son mucho menores que con la concesión anterior. “La cantidad de multas es menor, la información que tenemos es que antes se elaboraban 220 infracciones por dia y hoy estamos alrededor de 100“, comparó Koerner.

Una discusión comenzó cuando el intendente planteó que “esta desolación tiene que ver con lo que estábamos buscando”, algo que tuvo respuestas de diversa índole. “Fue una frase totalmente desafortunada, no creo que un gobernante busque eso de cualquier parte de la ciudad…Es como si hubiesen escondido la basura abajo de la alfombra”, analizó Rodolfo Paz.

El nuevo sistema ha despertado un gran debate en Olavarría, convirtiéndose en uno de los temas principales de las encuestas políticas. El 23 de marzo en una encuesta realizada por una consultora política que recorrió las calles de la ciudad, preguntaban si el nuevo sistema de estacionamiento le generaba  inconvenientes a los ciudadanos y si por ese motivo habían dejado de ir al centro de la ciudad. Lo cierto es que el nuevo sistema se puso en marcha en un momento particular por el escenario electoral que está atravesando la ciudad (y el país), y esto ha hecho que los partidos políticos no escatimen a la hora de salir a dar su opinión al respecto.Uno de los bloques que manifestó una clara posición al respecto fue el de Unidad Ciudadana, plantearon que no era conveniente que una empresa privada sea la que se dedique a hacer el cobro de una taza de un servicio municipal, algo que puede hacer la misma municipalidad. “La empresa viene de Rosario, recauda millones y millones de pesos y ese dinero lejos de reinvertirse en la ciudad se va hacia afuera”, explicó Federico Aguilera, concejal por Unidad Ciudadana. El funcionario visitó el municipio de Mercedes, en el cual el Sistema de Estacionamiento Medido está municipalizado y, entre varias cosas, destacó que el boleto es $8 menor al de Olavarría y que existe un mayor tiempo de tolerancia antes del comienzo del cobro. “En Mercedes el intendente se sentó con los comerciantes, los escuchó y planificó el sistema en función de la demanda y la necesidad de los comerciantes”, aclaró el concejal. Desde Soluciones Virtuales consideran haber escuchado a los vecinos y que en base a eso han realizado diversas modificaciones a su sistema. “Las principales modificaciones que hicimos en base a reclamos de los usuarios fue permitir traslados sin que sea necesario volver a pagar y también añadimos los paquetes mensuales“, manifestó el gerente de la empresa. Sin embargo sigue el problema de que a un contexto económico complicado para los ciudadanos y comerciantes, se le suma una tarifa que desde el bloque de Unidad Ciudadana consideran excesiva. “La tarifa en este contexto es inaccesible para muchísimos vecinos y la muestra se ve claramente”, explicó Aguilera.

Por parte del grupo Comerciantes Unidos Olavarría han realizado diferentes reclamos en los últimos meses, uno de ellos fue la marcha y apagón del 11 de marzo. “Hubo muchos comerciantes y ciudadanos que se apegaron a este bocinazo, y por parte de los titulares de negocios vimos que muchos apagaron la luz de sus locales”, contó Paz, aunque no vieron ninguna respuesta por parte del gobierno al respecto. El día 28 de marzo tuvieron una reunión con el Defensor del Pueblo en Olavarría, Martín Capelli, en la que plantearon su preocupación e hicieron entrega de 1400 firmas de vecinos de la ciudad. Y piensan también seguir adelante con más acciones en reclamo a este nuevo sistema.

El estacionamiento medido ya se encuentra en marcha y la adaptación va a ser un aspecto fundamental para poder subsistir y hacer uso de los servicios que se brindan a los ciudadanos. A un mes, el balance refleja una implementación con grandes problemas comunicacionales. Los vecinos, y principalmente los comerciantes, solo esperan que no se siga adelante con políticas y decisiones que perjudiquen a un bolsillo que está sufriendo desde muchos aspectos. Por ende, los reclamos y manifestaciones son y van a seguir siendo el principal motor de lucha contra lo que consideran injusto. Agencia Comunica (Facso)

 

 

 Originalmente publicado en www.agenciacomunica.soc.unicen.edu.ar