Veinte años de corazones arrebatados por la murga

La Mutual de Arte Popular “Murga Arrebatando Lagrimas” presentó en el Teatro Municipal de Olavarría el espectáculo “20 años de murga y carnaval, 20 años sin miedo a luchar”, que resume la trayectoria de la murga desde el comienzo de su camino, al tiempo que plantea los temas abordados en el carnaval 2019: La violencia, los derechos vulnerados, y la lucha que encara en busca de respuestas parte de la sociedad.

El espectáculo presentado en el escenario del Teatro Municipal surgió de la creación colectiva anual presentada a principios de 2019 en la que a través de debates e intercambio de ideas sus integrantes expresan, usando diversos lenguajes artísticos, los temas del año, al tiempo que festejaban el vigésimo cumpleaños de la murga.

La sala llena por un público deseoso de acompañar a un colectivo artístico olavarriense que camina junto las luchas sociales de los imprescindibles presenció la imponente energía de una creación generada desde el arte callejero y traducida para la ocasión al lenguaje de un espectáculo de escenario. La obra contó con muñecos aéreos, elementos escenoplásticos y audiovisuales a través de diversos personajes que construyen el argumento, integrando una escena compacta con los 80 murgueros que  conforman actualmente la agrupación que celebraba 20 años de trayectoria.

 

Click en la imagen para ver
nuestra Galería de Fotos del espectáculo


Nuestra mirada prefirió mostrar el “Detrás de bambalinas” de esta actuación, registro que podrán recuperar en la galería de fotos.

 

Integraron el espectáculo “Corazonada 10” artistes locales provenientes desde distintos lenguajes artísticos: Diego Lurbe (Fagot), Roberto Peyrano (Percusión), Juan Jose Vilches (Percusión), Paola González (Vocalista), Erica Labelle (Vocalista) Tatiana Veneciano y Florencia Mattaini (Danza Milonga) Veronica Eseberri (Iluminación), Josefina Vitale (Registro Fotográfico) y Nicolás Vivas (Diseño del Flyer ).

 

Al final del espectáculo hubo reconocimientos para quienes pasaron por la agrupación, han ayudado en la  escenografía, prestaron lugares para ensayar y muchos demases mas.

No hubo espacio para sacar la foto de todes en el escenario porque la murga se fue bailando hasta el hall del teatro y después fue imposible volverlos a juntar, pero ya no importaba. Quedó demostrado que esos corazones no tienen miedo ni van a dejar de luchar.