“Ojos que no ven, corazón que no siente”. Hoy vemos

“Ojos que no ven, corazón que no siente” pregona el dicho popular. Y es por esta suposición inicial que podemos argumentar que el agobio que vive gran parte de la sociedad en estos tiempos se debe en gran parte a que nuestros ojos tuvieron que ver de golpe, todo junto, aquello que solapadamente nos gobierna desde siempre, nos marca los pasos, dirige nuestras vidas y nos despelleja con furia con el correr de la historia.  (Opinión por Alejandro Ippolito, desde el semanario Café con Patria)

Hoy vemos como se muestra obscenamente el inmenso poder de los sectores económicos concentrados que se han lanzado decididamente a destrozar el país.

Hoy vemos la estupidez de buena parte de la sociedad que avala la represión, con espuma en la boca, con su creciente protagonismo de piojo resucitado que necesita desesperadamente algún negro de mierda al que odiar con todas sus fuerzas para sentirse mejor frente a sus miserias.

Hoy vemos el apriete mafioso del gobierno a los gobernadores, extorsionando a cada uno para que vote el saqueo a los más pobres para llenar las arcas de la gobernadora Vidal.

Hoy vemos como siempre encuentran algún funcionario kirchnerista al que llevarse preso para tapar cada descalabro, cada estafa, cada robo, cada blanqueo, cada maniobra para enriquecer amigotes del presidente.

Hoy vemos el desguace del territorio, la destrucción de la industria nacional, el endeudamiento salarial, la entrega de la soberanía, la muerte de personas por represión o incapacidad del Estado pero que parece no importarle a la sociedad adormecida e idiotizada, represión, palos, policías actuando de “manifestantes” para que la mirada social gire hacia el espectáculo en lugar de comprender lo importante, lo real.

Hoy vemos presos políticos, censura, despidos, hambre, mutilación de derechos, furia, voracidad bancaria, bicicleta financiera, imperio de los millonarios, alivio para los ricos y ajuste para los pobres-

Hoy nuestros ojos ven y nuestro corazón siente. Con la mirada atenta y la sangre caliente saldremos cada día hasta que pierdan los inmorales y gane la gente.

 

Este y otros muchos escritos los encontrás en el semanario Café con Patria. Suscribite enviando un mail a cafeconpatria@gmail.com