La Red PAR y el avasallamiento del derecho a la información

La red que nuclea a periodistas de los más diversos y equidistantes puntos de la Argentina, hermanadas y hermanados en pos de una comunicación no sexista, tuvo su reunión anual. Esta vez, el punto del encuentro fue Salta capital y allí se escribió este documento, en el que denuncian, entre otros hechos, el avasallamiento sistemático del derecho al acceso a la información, en el marco de crisis signada por la represión, la militarización y la persecución política e ideológica.

Con fecha de este último 2 de septiembre, las y los periodistas que integran la Red PAR -Periodistas de Argentina en Red por una Comunicación no Sexista-, reunidas y reunidos en su XIII Encuentro Nacional, celebran “el masivo debate político que se ha dado la sociedad argentina en torno del derecho al aborto de las personas gestantes. Demanda histórica del movimiento feminista y principio fundacional de nuestra red en 2006. La sociedad ya no es la misma después de la visibilización de este reclamo por la autonomía de los cuerpos. Con el protagonismo de las jóvenes, el feminismo ha emergido como nunca antes en tanto sujeto político”.

Desde la Red PAR lamentan que la mayoría del Senado “haya desoído la movilización popular, por ceder a presiones de sectores antiderechos y conservadores”. Advierten con preocupación “el fuerte avance de grupos religiosos que pretenden imponer sus dogmas en las instituciones laicas”.

En lo específico de la actividad de la comunicación, las y los periodistas de PAR denuncian el “avasallamiento sistemático del derecho al acceso a la información, que observamos en el cierre de medios, la pérdida de fuentes laborales, el desmantelamiento de la producción de contenidos y el desfinanciamiento de medios públicos, comunitarios y no comerciales”.

Repudian despidos del cierre del portal ‘La Gaceta Salta’ y “retiros voluntarios” en ‘Cable Express’, recientes en Salta. En lo nacional, los 357 despidos de la Agencia Nacional de Noticias Télam, “que profundiza el vaciamiento del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, y deja sin voces a numerosas regiones del país”. Consecuencia: “la desaparición de la perspectiva de género, la estigmatización de la agenda feminista, y el agravamiento de la precarización laboral de mujeres, lesbianas, travestis y trans”.

Situaciones que emergen “en el contexto de una política económica neoliberal que ha reendeudado al Estado y ha beneficiado a los sectores más concentrados de la economía y, en particular, de la comunicación. La consecuencia es un empobrecimiento y pérdida de derechos de la mayoría de la ciudadanía”.

Las y los periodistas señalan que las decisiones del gobierno de Mauricio Macri “amenazan el acceso al trabajo, alimentación, vivienda, educación y salud públicas; y restringen o eliminan las políticas de género”. Medidas legitimadas por el discurso de corporaciones y empresas de medios “que se benefician con el modelo vigente. Un proyecto que se está ejecutando con represión, militarización y persecución política e ideológica”, concluyen.

Sin democracia comunicacional no hay #NiUnaMenos