Abajo el patriarcado, que va a caer; arriba el feminismo que va a vencer

El patriarcado se retuerce, asqueado, y ataca, mientras las mujeres, diversidades sexuales e identidades disidentes avanzan. Carteles agraviantes, discriminación, violencias y femicidios. La lucha no se detiene, se refuerza.

El feminismo y la diversidad organizada se fortalecen y crecen a paso seguro: conforman nuevas expresiones, buscan y gestan nuevas formas de estar y de ser en este mundo. La visibilidad y la organización han permitido la conquista de algunos derechos, normas de resguardo y reconocimiento. Y éstos sólo son apenas destellos que dan cuenta de las luchas que se libran cotidianamente desde diferentes espacios, en pos de la igualdad y la equidad de los géneros.

Sin embargo, los avances en la letra de las leyes no hacen a los cambios culturales y sociales. Las prácticas hetero-normadas y hetero-normalizadoras producen y se reproducen por acción u omisión de l@s sujet@s, los grupos y las instituciones.

Esta sociedad practica la agresión de genero de mil formas, que abarcan desde el femicidio (como expresión máxima del círculo de violencias), hasta que mutilen tus libertades y te agredan/expulsen de un boliche bailable por besarte con tu pareja. También en la violencia simbólica ejercida por medio de ‘cartelitos denigrantes y peyorativos’ en el pasillo de una facultad.

Existo, carteleo, luego… quizás  pienso

El Feminismo Organizado en Sociales (FOS) es una agrupación que surgió en la Facultad de Ciencias Sociales, en pos de crear redes de acompañamiento y asistencia en casos de abusos, acosos y violencias de género. La organización realizó una serie de intervenciones gráficas en los pasillos de dicha facultad y la repuesta no se hizo esperar.

Como pueden observar en la foto, los insultos irrisorios y congruentes con la norma heterosexual denigrante y discriminadora poseen una caligrafía distintiva y denotativa. Denotan la estreches y el corsé sociocultural.

La FOS invita a toda la comunidad de la FACSO a participar de una Asamblea Abierta, para debatir la situación y las acciones a seguir, este viernes 17 de noviembre, desde las 14, en los pasillos de la Facultad. Reproducimos aquí el comunicado emitido por el grupo el pasado 14:

Repudiamos este ataque machista a la organización. El día de hoy, 14 de noviembre, encontramos pegado sobre un cartel de nuestra agrupación, que pedía por una facultad libre de homo-lesbo-trans fobia (a raíz de diversas situaciones de discriminación que se han dado en este último tiempo), una intervención bastante desafortunada, la cual consideramos absurda y básica. Sin embargo, también pensamos que es consecuente con la situación que estamos viviendo cotidianamente de violencia hacia las mujeres, diversidades sexuales e identidades disidentes. Es por eso que la organización y lucha feminista en la FACSO va a continuar más fuerte que nunca. ¡Ante el machismo dominante, feminismo organizado! ¡Que viva la lucha feminista y estudiantil!

Por su parte, el equipo que conforma el programa de Estudios de Comunicación, Cultura y Género también se pronunció al respecto:

Las docentes-investigadoras, graduadas, extensionistas y estudiantes que formamos parte de ECCyGE (Estudios de Comunicación, Cultura y Género) de la FACSO-UNICEN repudiamos profundamente todas aquellas manifestaciones anónimas que pretenden humillar a las personas integrantes de la FOS-FACSO.

Dichas expresiones no hacen más que hablar de la necedad, cobardía e ignorancia supina en términos de pensamiento crítico que califica a quienes escribieron esas palabras. Invitamos a formarse en perspectiva de género y enfoque de derechos a sus autores/as para que puedan comprender mínimamente la importancia que revisten las cuestiones vinculadas a diversidad cultural y sexual para las/os cientistas sociales.

Primero los amantes y  los besos libres

El pasado fin de semana, en el conocido y popular boliche bailable “Fomento Disco Olavarría”, guardias de seguridad golpearon y sacaron del lugar a dos hombres por besarse. En clara situación de discriminación, censura y violencia correctiva frente a una expresión de afecto disidente.

La empresa habría expresado voluntad de reparar el daño, con un pedido de disculpas a los damnificados y desafectación del personal violento. Sin embargo, algunas voces de la comunidad expresan que “las medidas ‘reparadoras’ que intenta promover el boliche me parecen una burla, una clara maniobra de invisibilización; echar al violento es patear la pelota, mirar para el otro lado y seguir reproduciendo un espacio q asegura la heteronorma, el encuentro patriarcal y heterosexual a través de la música sexista x ejemplo” y en el mismo sentido saludan y agradecen que existen “los espacios que hoy permiten la diversidad de los cuerpos feminizados, las nuevas y diferentes masculinidades y feminidades, aquellos q nos contienen, nos abrazan y nos permiten ser y relacionarnos desde el respeto, el amor y el orgullo”.

Por ello, la convocatoria invita a toda la comunidad a expresarse este sábado 18 de noviembre, concentrando desde las 16, en el Paseo Jesús Mendía, para movilizar a las 17 hasta el boliche ubicado en Pueblo Nuevo. Allí se realizará un Besazo, con el objetivo de “Visibilizarnos, para que nuestras voces no sigan siendo calladas, para pedir por: aborto libre seguro y gratuito. Absolución a Higui y libertad a Cristina Santillán y a todas las presas del hetero-patriarcado y del capital. Justicia por Ailin. Este mismo sábado familiares y amigxs estarán movilizándose en Tandil por ella. Reivindiquemos el orgullo disidente saliendo a las calles repudiando los travesticidios, DEJEN DE MATARNOS. Repudiando el protocolo de detención a la comunidad LGBT como respuesta del gobierno ante el escrache por la detención de Mariana en un subte. Repudiemos la homo- lesbo trans- fobia 

Finalmente la vida

Sí, lo que está en juego es la vida. Cada 18 horas muere en nuestro país una mujer por el solo hecho de ser mujer. El femicidio es el final más horrendo de un espiral de violencias de género cotidianas; que ponen en jaque la vida y cómo vivimos, cómo gozamos, cómo sentimos, nuestras libertades y posibilidades. Violencias invisibilizadas que estallan descaradamente frente al hecho inexorable de la muerte. Violencias que usan, desgarran y desechan nuestros  cuerpos, mentes y almas. Violencias que podemos parar sólo en el círculo de la común-unión de las feminidades.

Por ello, recuperamos el comunicado que Reteger (Red territorial de Género) hizo público frente al femicidio de Ailin en Tandil:

LAS PROMOTORAS TERRITORIALES EN GENERO ALZAMOS NUESTRA VOZ CONTRA LA VIOLENCIA.

Somos un grupo de más de 100 mujeres que conformamos la red de Promotoras Territoriales en Género, y que desde hace un tiempo nos estamos formando para romper con nuestra educación machista y emprender un camino de trabajo comunitario contra la violencia de género en Tandil así como de acompañamiento a mujeres que sufren violencia de género.

A esta semana la comenzamos con “una menos”, otro femicidio colma los medios locales y nacionales. Esta vez nos toca de cerca y la impotencia se cuela en nuestros sentimientos. La muerte de una mujer en manos de un hombre parece volverse moneda corriente. Duele la muerte, la barbarie, el odio. Pero debemos tener muy presente que un femicidio es un punto de llegada, y antes de que sucediera hubo muchas señales, muchas situaciones, mucha violencia.

La muerte conmueve, pero debería conmovernos la violencia cotidiana que sufrimos las mujeres desde que nacemos por el solo hecho de haber nacido mujeres. Esa violencia cotidiana y en todos los ámbitos de nuestra vida es la que debemos empezar a visibilizar y a encontrar insoportable. Este femicidio tiene muchos aspectos que nos movilizan: la cercanía, el pensar que podríamos haber hecho algo, el preguntarnos qué se podría haber hecho para evitarlo, el indagar dónde cuál es el rol del Estado y de la Justicia, el imaginar cómo se llegó a este punto.

Desde nuestro lugar hoy nos duele Ailin, pero también nos preocupa el mensaje que se genera hacia las demás mujeres que sufren violencia: más miedo. A todas las mujeres de Tandil queremos decirles que no están solas. Que la violencia sólo se termina cuando ponemos un freno, cuando nos queremos, cuando nos cuidamos, cuando nos desacostumbramos de los insultos, del control, de los celos, de la subestimación. A las mujeres que hoy están pasando por una situación de violencia les proponemos que no se queden solas, que pidan ayuda, que dejen a un lado la vergüenza o la culpa.

A todas las mujeres de Tandil les proponemos que sientan en lo más profundo la violencia que otras sufren, y que seguramente todas hemos vivido de algún modo. Que nos sintamos hermanadas en la urgencia de cuidarnos, de alentarnos a cambiar nuestros destinos, de realizar nuestros sueños, de conquistar nuestros deseos, de disfrutar la vida. Ninguna persona es dueña de otra, pero en especial ninguna relación en la que se ponga en riesgo nuestra integridad y nuestra vida merece continuar.

A las mujeres de Tandil les pedimos que estemos juntas y atentas, que no nos juzguemos, que no nos critiquemos, que nos acompañemos y ayudemos a salir de las situaciones de violencia.

A pocas horas de la noticia del femicidio cometido por Damián Alejandro Gómez, muchas sintieron miedo de ser las próximas. A esas mujeres les repetimos: nadie es dueño de nuestras vidas. Y las decisiones que tomemos para salir de una vida violenta nos devuelven la vida, nos construyen otro futuro, nos empoderan, nos recuerdan que merecemos querernos.

Si conocemos que alguien está pasando por una situación de violencia física, sexual, económica, psicológica u otra, hagamos algo. No seamos espectadores del próximo femicidio. Denunciar puede salvar vidas. Preguntar, asesorarse, pedir ayuda es posible.

Ni una menos.

Vivas nos queremos.

Juntas más que nunca.

 

Leer también:

http://miradasdelcentro.com.ar/home/justicia-por-ailin-pagina-oficial-y-marcha-este-sabado-18/

http://miradasdelcentro.com.ar/home/ni-dejar-de-sufrir-ni-descansar-en-paz/