“Están ausentes de la realidad de la ciudad y del trabajo de las organizaciones”

Así lo definió Petra Marzocca, integrante del Grupo Memoria por la Vida en Democracia de Tandil. Esta organización de derechos humanos emitió un comunicado, en referencia a la visita realizada por el interventor del Archivo Nacional de la Memoria, Sergio Kuschevatzky, al ex centro clandestino de detención “La Huerta”. Hecho que no les fue comunicado, ni por el entorno del interventor ni por los funcionarios tandilenses que sí participaron de ese itinerario.

(Tandil) El 23 de junio, Sergio Kuschevatzky, interventor del Archivo Nacional de la Memoria, visitó el ex centro clandestino de detención “La Huerta”, en Tandil. Los ediles radicales José Luis Labaroní y Matilde Vide Álvarez, y el director de Protocolo y Ceremonial del Municipio, Matías Martínez Marini, fueron sus guías. El interventor, en diálogo con los medios locales, expresó que quiere trabajar con los organismos de derechos humanos. Sin embargo, a varios se les pasó por alto avisarles de esa visita a esas mismas entidades. Por esta y otras cuestiones, los integrantes del grupo Memoria por la Vida en Democracia le dedicaron un comunicado.

Miradas del Centro dialogó con Petra Marzocca, integrante de esta organización dedicada desde hace décadas al trabajo y la militancia por la Memoria, la Verdad, la Justicia y, como su nombre lo indica, por la Vida en Democracia, de la Ciudad de las Sierras. Marzocca ratificó que no hubo ningún aviso: “nos enteramos por los medios. Fue vergonzoso, porque tanto desde el Ministerio al que pertenece el funcionario, como los dos concejales de Tandil y alguien de Ceremonial, no tenían idea de lo que hemos hecho”.

Marzocca, en referencia a ese comunicado publicado en el perfil del Grupo Memoria, subrayó “que venimos haciendo reconocimientos de ‘La Huerta’ con los testigos que fueron víctimas en ese espacio, hemos hecho actividades con decenas de escuelas”. En relación a los funcionarios, municipales y nacionales, que estuvieron presentes en ese lugar, remarcó: “están ausentes de la realidad de la ciudad y del trabajo de las organizaciones. Es muy preocupante. Es tener una mirada tan enajenada de la realidad, que no permite ni siquiera conocer las actividades que se han desarrollado a través de años. Por eso, salimos muy firmes con esa postura. Es interpelar permanentemente al poder público, por la negación de la observación de la realidad”.

Matilde Vide Alvarez, José Luis Labaroní, Sergio Kuschevatzky y, de espalda, Matías Martínez Marini, frente a uno de los puestos del ex centro clandestino de detención y tortura “La Huerta”. Foto: Gentileza Portal ABCHoy.com.ar

No fueron muchos los medios que reflejaron la visita del interventor, en el marco de una suerte de “tour”, de recorridas por ex centros clandestinos. Marzocca indicó que tampoco se supo a qué vino e hizo hincapié en que Kuschevatzky dijo “qué lástima que esto se esté deteriorando”. A esto, Marzocca respondió: “Ese comentario es no tener idea, porque nosotros con Fiscalía tenemos un seguimiento de todos los centros clandestinos, y evidentemente no tiene idea de las políticas públicas que se han implementado respecto de la preservación de los sitios de Memoria. Me parece muy grave. Desde desconocer hasta hacer esa visita protocolar que no sirve de nada. Con haber ido a Fiscalía o haber contactado con nuestro organismo, tenía toda la información de la realidad, de la historia, del centro clandestino, de los imputados, de las víctimas, pero no hizo nada de eso. Pareciera que fue de paseo al ex centro clandestino”.

Al parecer, este recorrido por “La Huerta” tampoco habría tenido relación con la proximidad de la realización del juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en ese espacio, aún perteneciente al Ejército. Con respecto a ese juicio, Marzocca informó que “ahora están las indagatorias, que siguen realizándose. [Este recorrido] No era para recabar ningún tipo de información. De hecho, con ir a Fiscalía o con conectarse con los organismos, la tendrían. Fue, como se dice, ‘pour la galerie’”.

Tampoco los funcionarios municipales que estuvieron presentes en el recorrido del interventor se contactaron luego con quienes integran el Grupo Memoria. “Estos dos concejales avalaban el no tener noticias prácticamente de la historia, o sea que muestran una desconexión con su ciudad, con su historia, que es muy preocupante. Por eso es que salimos a aclarar las cosas”, concluyó Marzocca.

NOTA RELACIONADA: Un comunicado para algunos no muy memoriosos