TecnoTrucos: Cataloga tu biblioteca gracias a los códigos de barras

Con un lector de códigos de barras como el que usan en los comercios, podemos catalogar nuestra biblioteca, o cualquier colección de objetos muy rápidamente y casi sin esfuerzo. Sigannos y vean nuestro proyecto para hacer en poco tiempo. Después podremos ubicar rápidamente cualquier texto o hacer la bibliografía de cualquier ensayo o tesis casi sin esfuerzo.

Este fue adquirido dentro de un lote de compras en un remate, pero se puede conseguir en una casa de informática o pedir prestado a algún amigo comerciante el fin de semana. Es un escáner como los de los negocios, y simplemente lee los códigos de barras que tienen los productos:

 

La idea es que se conecta por USB a una computadora, y como sirve para escanear los códigos de barras de los productos, al pasarlo por los de los libros, devuelve el ISBN. Como todos los que trabajamos con bibliografía,  solemos tener grandes bibliotecas es sumamente útil catalogar nuestra biblioteca.

Existen varias opciones online, de las se puede rescatar Libib, que es una especie de una red social de libros que deja crear un catalogo online de hasta 5000 libros, que se puede compartir en las redes.

 

El inconveniente es que hay que ingresar cada libro individualmente, yendo a a la opción de agregar libros, situar el cursor en «agregar por ISBN», se escanea, y (obviamente conectado a internet) aparecen TODOS los datos del libro.

 

El problema es que aproximadamente un tercio de los códigos no los encuentra. En realidad hay que ver en qué lugares busca, e investigar si se le pueden agregar. Claro, además de los que por antiguos no tienen código de barras o los de ediciones MUY independientes.

 

 

Una opción superadora es abrir un bloc de notas en la compu, y ver que por cada código que identificaba (proceso MUY rápido) aparecia el ISBN y saltaba al renglón siguiente. Así se pueden escanear los libros de nuestra biblioteca muy rápidamente, lo cual no es tan laborioso como parece porque el aparato trabaja automáticamente, escribe el código y da un «Enter».

Se obtiene algo como esto:

9789507868290
9789871489183
9789872212919
9789871104598
9789500517355
9789872495602
9789501525939
9788498677447

Cada uno es el identificador universal de un libro, en todo el mundo, conocido como ISBN o International Standard Book Number (ISBN) es un número de 13 cifras que identifica de una manera única a cada libro o producto de editorial publicado en el mundo con características semejantes. Su propósito es identificar un título o la edición de un título de un editor específico.

 

En algunos casos, como la colección de libros de «Capital Intelectual» que superan el centenar y tienen todos el código en el mismo lugar, sacándolos un poco los lomos hacia afuera se los puede escanear todos de una pasada. Otra posibilidad es poner el escáner en su soporte y pasarle los libros por abajo, como hacen en los comercios.

El problema siguiente era como obtener, a partir de los ISBN los datos de TODOS los libros de una vez, evitando ingresarlos individualmente en el Libbib para construir el catálogo de nuestra biblioteca.

Existen otras opciones que dejan entrar los códigos en masa, pero que tienen barreras en el número de ejemplares que puede tener una biblioteca, como LibraryThing que es de pago. Tiene más fuentes para obtener el ISBN pero la versión gratis solamente deja catalogar 200 libros.

También se puede considerar Booknizer:
Y All My Books:
 Recordemos que lo que se buscaba era simplemente tener todos los libros ingresados, por ejemplo en un Excel para poder hacer búsquedas. La solución «definitiva» hasta el momento la otorgó el  Calibre que es un programa que se descarga e instala, y cuenta con una opción de ingreso MASIVO de los códigos. Una sugerencia es hacer un txt por cada locación/biblioteca de la casa, con lo que se preserva la ublicación del columen. En este caso, y luego de trabajar toda una noche construyó una colección de cerca de 2000 libros. Esta es una captura de pantalla, con el catálogo ordenado por autor. Es posible observar que consigue los metadatos: la editorial, la fecha de edición, la tapa y la reseña:
calibre-pantalla.jpg

Un detalle interesante es que al agregar los metadatos, la búsqueda no solamente se hace por título. Por ejemplo, al buscar por «feminismo», no retorna únicamente los libros que tengan ese término en el título, sino todos los que tratan de la temática. Sin embargo, no son todos los que fueron ingresados, por lo antes apuntado. A muchos le pone «desconocido» cuando no encuentra la tapa o los metadatos. Pero eso permitió construir un catálogo/ base de datos que sirve para:

  1. Saber los libros que tenemos, y la cantidad. Aunque no ingresan automáticamente los que no tienen código, se pueden cargar a mano. Los que no reconoce el código, hay que buscar otras bases de datos de bibliografía.
  2. Hacer búsquedas por palabras clave y temas (como decíamos, si buscamos «feminismo» lista libros que tratan del tema AUNQUE no lo tengan en el título)
  3. Construir bibliografías para trabajos escritos

Además se pueden construir listas de libros, compartirlas, etc

En realidad este programa está enfocado a libros electrónicos, así que si como fuente se le indica un directorio con libros (o trabajos en doc, pdf) hace un catálogo y además les hace una portada sacandole una «foto» a la primera página, por ejemplo de un paper académico.

 

 

En cuanto a aplicaciones (no servicios web) agregamos Alfa eBooks:

 

Les dejamos la inquietud, y una actividad para que los bibliófilos puedan ocupar sus noches de verano encontrándose con todos los libros que quizás no recordaban que tenían…