El lobby minero al acecho: peligro de canteras en las sierras más antiguas

El Ejecutivo tandilero recibió un pedido para la apertura de una cantera. No, no se nos republicó la nota que compartiéramos en febrero último. Se trata de un nuevo ingreso por Mesa de Entradas, y de un cerro que no es el que se tenía en la mira en enero último: pretenden instalarla donde funcionara la cantera San Luis. La Asamblea por las Sierras se pronunció: “Esperamos de las autoridades que asuman de verdad el cuidado del Patrimonio Tandilense y actúen sin ambigüedades”… a sabiendas de su responsabilidad, además.

No es la nota ‘Éramos pocos y quieren parir nuevas canteras’, pero casi. Otra vez. La gestión municipal de Tandil recibió un nuevo pedido de apertura de una cantera de piedra. Pedido que tiene la firma de Bilbao, un empresario capitalino. Este privado se basa en que la cantera se encuentra en la ruta provincial 74 (en el trayecto de Tandil hacia Ayacucho), por fuera de la Poligonal que forman las rutas provinciales 74 y 30, y la nacional 226, tal lo establecido por la Ley de Paisaje Protegido; y en que supuestamente se encuentra por debajo de la cota de 200 metros sobre el nivel del mar en área rural, que prohíbe nuevos emprendimientos canteriles.

En los rincones y pasillos del palacio municipal, no faltan quienes señalan que las argumentaciones sostenidas por el empresario porteño podrían calificarse de “bastante pobres”, incluso “falaces”: no es cierto que “al lado de donde pretenden reiniciar la actividad ya hay una cantera funcionado”. En palabras de Julio Elichiribehety, jefe de Gabinete, “el Municipio tiene una postura de no apertura de canteras“. En esa dirección también se había expresado el intendente Miguel Lunghi a fines de diciembre de 2017. Sin embargo, Elichiribehety, lejos de la determinación de hace algunos meses, en esta ocasión agregó que buscarán “no quedarse con la última palabra” y que probablemente se trabajará este asunto “entre las organizaciones que están en el Acuerdo del Bicentenario para que se dé un debate. Si bien son temas muy de futuro, son temas a resolver hoy”, expresó en LU22 Radio Tandil.

ABRIR CANTERAS O AMPLIAR LAS EXISTENTES ES RETROCEDER

Así tituló la Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras de Tandil al documento que escribió, al respecto de esta situación. Allí dan cuenta de lo informado públicamente por las autoridades municipales, el pedido de apertura de una nueva cantera. También rescatan las palabras del jefe de Gabinete en el portal ABCHoy: las canteras existentes extraen entre 150 y 170 mil toneladas por mes, de eso sólo el 10% queda en Tandil. “Sin embargo, dando por hecho la necesidad de piedra para obras anunciadas, propone pedirle a las canteras existentes que intensifiquen el ritmo de explotación y que saquen el doble”, denuncia la Asamblea sobre lo manifestado por Elichiribehety.

Ante esto, la entidad ambientalista remarca: “Las Sierras de Tandil no son piedra para moler”. Desde la Asamblea, con clara indignación, indican: “Parece mentira que, a esta altura, sea necesario recordárselo a las autoridades que pretenden ampliar un uso extractivo e insustentable, en contra la voluntad de la mayoría de los tandilenses. Abrir canteras o ampliar las existentes es retroceder”, y contrariar la Ley de Paisaje Protegido de la que tanto se ha servido el lunghismo a la hora de lo electoral. “El objetivo de la misma no fue trasladar la explotación de un sector a otro del partido, ni multiplicarlo, sino avanzar en la protección de las Sierras de Tandil” rememora la Asamblea. A ello suman el Plan de Ordenamiento vigente, que “es claro en evitar el uso extractivo en la zona rural desde los 200 metros snm y en el resto desde los 220 metros sobre el nivel del mar”.

Continúa el comunicado: “Invocar la necesidad de generación de empleo como excusa para abrir o ampliar las canteras sería perverso. No sólo porque como admite el funcionario una nueva cantera sólo generaría una cantidad ínfima que bien podría generarse con actividades necesarias y sustentables. ¿Qué están haciendo la provincia y el municipio para que los empleos existentes en actividades productivas sostenibles no se pierdan? Por otra parte, si el municipio y la provincia dejaran de hacer la vista gorda a la sobrecarga de camiones ¿cuántos puestos se generarían y cuanto se ahorraría en daños a usuarios de rutas y al ambiente?

“¿Cuántos puestos de trabajo significaría cuidar y mantener el adoquinado en vez de taparlo? ¿Cuántos puestos de trabajo genuinos podrían generarse con proyectos que compensen a la comunidad por los pasivos ambientales y aporten a la educación ambiental? ¿Cuántos puestos de trabajo se podrían generar y mantener recuperando y mejorando los trenes, en vez de apostar a obras grandilocuentes que enriquecen a contratistas pero cuestan carísimo en recursos presupuestarios y ambiente, duran poco y además deberemos volver a pagarlas a través de los peajes?

Cerros Dómicos desde el aire, cercana al predio donde pretenden instalar una nueva cantera.

“En el contexto de un pueblo preocupado por problemas gravísimos, el lobby minero recorre las dependencias, insistiendo con sus negocios. Pero ni estamos distraídos ni somos tontos para creer que destruir nuestro patrimonio natural puede resolver alguno de los muchos problemas de la ciudad y el país. Esperamos de las autoridades que asuman de verdad el cuidado del Patrimonio Tandilense y actúen sin ambigüedades. Son responsables de evitar las canteras y la construcción sobre las Sierras de Tandil”, firma la Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras de Tandil.

“HAY OTRAS MANERAS DE GENERAR FUENTES DE TRABAJO”

En declaraciones al programa televisivo La Ciudad, Fabián Mestralet y Nora González, integrantes de la Asamblea por las Sierras, señalaron que el pedido de apertura de una nueva cantera “se tiene que rechazar de plano. Ya el ordenamiento es bastante claro: no se pueden hacer actividades extractivas por encima de los 200 metros en el área rural, no 220 metros”. Para llevar a cabo esa explotación, esos empresarios deberán realizar un pedido de excepción. Sin embargo, “buena parte de la clase política y el Ejecutivo han manifestado su voluntad de hacer respetar la ley y no habilitar nuevas canteras en el partido”, recordó Mestralet.

El lobby minero, en actitud buitre y aprovechando la crisis general, pretende instalarse con el pretexto de dar trabajo (pocos, sin llegar a la veintena siquiera), a cambio de la destrucción del patrimonio natural. Mestralet subrayó que “hay otras maneras de generar fuentes de trabajo”, y en ese punto hizo manifiesta la necesidad y celeridad de gestionar “el retorno inmediato del tren, que lamentablemente la Provincia lo quitó”. También mencionó el control de la carga de los camiones como un potencial para generar fuentes de trabajo: “Un tema de años y sin resolver, por falta de voluntad política de la Provincia y del Municipio”. Remarcó que evitar la sobrecarga de camiones, contribuye a que no se destruyan las rutas y que haya más trabajo, “porque van a tener que transportar el material con más camiones”.

Nora González volvió sobre las palabras del jefe de Gabinete, Elichiribehety, de que se generarían doce empleos con este tipo de emprendimientos extractivos. A propósito de fuentes de trabajo y sectores faltos de controles, “por negligencia o por ineptitud o supuestamente por falta de presupuesto, la ciudad carece de empleados municipales que controlen las construcciones”, en un Tandil donde la construcción no ha cesado de crecer. Además, “no se sabe qué se construye, porque muchas son clandestinas. Ni pagan impuestos. Y las hay, sobre todo, en las sierras”, denunció la ambientalista.

Dinosaurios en el Parque del Origen… Y el origen de algunas inundaciones. Construcción en las alturas serranas.

Mestralet, por su parte, agregó que así como el Municipio contrató a cuatro personas para controlar el estacionamiento medido, y desde la comuna lo calificaron como ‘exitoso’ por el control… y la recaudación, “¿por qué no hacen lo mismo para controlar la construcción? Los montos son mucho más impactantes”. En ese sentido, retomó la problemática sobre el avance de las construcciones en zona serrana. González subrayó: “No entendemos por qué no se toma acción. O es negligencia o es complicidad”.

Por último, en relación a las declaraciones y propuestas del intendente Lunghi y de su jefe de gabinete, de duplicar la producción ya existente, Mestralet hizo hincapié en que la actividad minera tiene un tiempo de vida: de 20 a 30 años. “Nos parece muy extraña la propuesta: o desconoce la forma en que se maneja la actividad, o están negociando algún otro tipo de arreglo con los empresarios mineros”, marcó el preservacionista. Pedidos de apertura de emprendimientos mineros en los que, a la hora de la localización, se encontrarían al lado de canteras que están explotando en la actualidad, por encontrarse por fuera de la Poligonal. En días más, se tendrá alguna resolución al respecto.

Foto: Cantera Carba de fondo. Gentileza Juan Carlos Baiza (noviembre de 2010).

Éramos “pocos” y quieren parir nuevas canteras

5 de junio, con invitación a la Plaza Verde del sábado

Explosiones canteriles: ¿otra vez sopa?

Por un Tandil con sierras y tren: defender el patrimonio es la tarea

“Flexibilización”: entre neologismos y el valor de la palabra