Respuesta para la concejala que se avergüenza del feminismo tandilero

Durante la sesión del Concejo Deliberante de Tandil del 26 de noviembre último, la Asamblea Feminista de Tandil hizo uso de la Banca 21, para exponer una síntesis del documento ‘Hartxs’ (leído la tarde anterior en las escalinatas de ingreso a la municipalidad), junto a los reclamos que, como desde hace ya varios años, se presentan cada 25 de noviembre, ‘Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer’. Dos horas después de esa alocución, llevada a cabo por Gisela Giamberardino, la edil María Haydeé ‘Marideé’ Condino (del bloque de Juntos por el Cambio) se expresó contra el movimiento feminista tandilense. Desde la Asamblea Feminista (que nuclea a más de veinte organizaciones de la ciudad) le respondieron.

Fue en la mañana del jueves 26 de noviembre. Luego de unos 17 minutos de comenzada la sesión, Gisela Giambernardino, en representación de la Asamblea Feminista de Tandil, hizo uso de la Banca 21 para presentar una síntesis del documento leído en el veredón el miércoles, para aportar a la visibilización de los reclamos y propuestas en ocasión del 25N, acercándolos al legislativo tandilero. En ese sentido, Giamberardino solicitó al Concejo Deliberante que, al momento de debatir el Presupuesto 2021, “se exprese a favor de nuestra demanda principal de aumento de las asignaciones presupuestarias para la Dirección de Género y Diversidad”, y de la necesidad de jerarquizarla hacia el rango de Secretaría. “Solicitamos a cada bloque que se comprometa en la búsqueda de respuestas efectivas a los problemas de violencia por motivos de género”, remarcó.

Cuando ya habían transcurrido unas dos horas y quince de la sesión, la concejal opositora Silvia Nosei (bloque Frente de Todos) hizo referencia a un pedido de informes, a causa del modo en que ‘no se tratan’ ciertos proyectos en el deliberativo, tales como el relacionado con la aplicación del FonEVic (Fondo de Emergencia para Víctimas de violencia de género, que aún no cuenta con su aprobación ni su debido decreto reglamentario, pero se está utilizando) y el relativo a un protocolo de egreso de la Casa de Abrigo ‘Marta Peloni’. Minutos más tarde, luego de la alocución de la edil oficialista Marina Santos que hizo alusión a la situación del FonEVic, su compañera de bloque, María Haydeé Condino, fue más allá en la crítica.

En un discurso de casi diez minutos, a modo de muestra, entre sus palabras, Condino expresó: “[…] Ese es el feminismo que tenemos en Tandil, a mí me da vergüenza. Yo soy feminista de antes. Soy feminista de cuando no importaba de qué partido político, si todas estábamos del mismo lado, íbamos al mismo lado. Ahora ya no es más así: ahora, si sos feminista es solamente si sos del Partido Justicialista, de La Cámpora y de las demás agrupaciones que fueron surgiendo, porque todo el colectivo de las veinte agrupaciones que lo forman son todas del mismo partido político. Cuando el radicalismo va, lo ignoran. No hablo en representación de las mujeres del PRO, que tenemos, pero en mi bloque hay mujeres del PRO que son feministas y que no reciben invitación a ningún lado, porque suponen que si son del PRO no pueden ser feministas… ¿a qué llegamos?  ¿A que las mujeres víctimas tienen que ser de un partido político y sino no son víctimas?

“¿Qué pasó con Cristina [Fernández de Kirchner] que durante doce años no metió la Ley del Aborto en el recinto? La puso a la Ley del Aborto cuando sabía que no iba a salir. Dijo ‘Ahora sí, soy verde. Era celeste hasta ayer, pero ahora me hice verde’. Y le creen, y lo festejan. Dicen: ‘No, Cristina reflexionó sobre sus palabras, porque la hija le hizo ver desde Cuba que era bueno legalizar el aborto’. No seamos hipócritas: en esta ciudad nos pasa todos los días. Nosotros ayudamos a las mujeres víctimas de género. Dejen de hacer pedidos de informes y pónganse a la-bu-rar; acompáñenla a Matilde, no le metan palos en la rueda a Matilde… No voy a hablar más porque creo que me excedí, y dije muchas más cosas de las que pensaba decir, pero bueno… Si quieren laburar, aprueben el proyecto que yo presenté en marzo, pidiendo este fondo […]”.

A estas declaraciones, desde la Asamblea Feminista de Tandil, junto a la legendaria Biblioteca Popular de las Mujeres, puntal de la historia del feminismo de esta ciudad, elaboraron una respuesta a la edil. A esa respuesta, algo más: para las actividades y movilizaciones feministas, no hace falta recibir ni mostrar invitación alguna, como sí suele suceder en ciertas sesiones ‘VIP’ del Concejo Deliberante de Tandil. Para asistir a las convocatorias planteadas desde el feminismo tandilero y regional, basta con cruzarse con algún flyer o notas periodísticas, y tener la voluntad de apersonarse en fecha, lugar y horario. Enfilar hacia la cita y sumarse. Ni más… ni menos.

A modo de ejemplo: este jueves 10 de diciembre de 2020, a las 18, en la Plaza Independencia, las Mujeres del Evita Tandil convocan a la realización de un pañuelazo, bajo la consigna #QueSeaLey.

RESPUESTA DE LAS MUJERES FEMINISTAS DE TANDIL

Mujeres Feministas de la ciudad de Tandil, integrantes de la Biblioteca Popular de las Mujeres, queremos decir públicamente que nos sentimos muy dolides y agraviades con los dichos de la concejala Marideé Condino, en la sesión del Honorable Concejo Deliberante de Tandil, del 26 de noviembre de 2020 (ver su alocución – inicio en 2:26:25 y finalización en 2:35:06-) luego de que la Asamblea Feminista presentara en la Banca 21 una serie de consideraciones en relación a la necesidad de jerarquización de las políticas de género en la ciudad; y la concejala, definiéndose a sí misma como feminista, dijera sentir vergüenza por el feminismo tandilense, nos mandara a trabajar y se quejara de no ser convocada ni ella ni las mujeres de su bloque, a nuestras actividades.

Sobre su vergüenza, no podemos decir nada.

Sobre mandarnos a trabajar, es innecesario ahondar en el extenso y complejo trabajo que venimos realizando en esta ciudad desde 1991, de manera voluntaria y militante, y que le ha permitido, incluso a ella, ocupar una banca en el Concejo mediante leyes de cupo, entre tantas acciones que hemos promovido para mejorar la vida de las mujeres.

Y respecto a su queja de no ser invitada a nuestras actividades, queremos invitarla públicamente a ella y a quienes integran su bancada, al día de lucha más importante de este año para les feministas: el próximo jueves 10 de diciembre, en concordancia con el Día de los Derechos Humanos y las asunciones de los gobiernos democráticos. Día en el que esperamos se sancione el primer y fundamental derecho de toda mujer y cuerpo gestante: el de disponer de su propio cuerpo, cuidar su salud física y mental, y ejercer libremente su ciudadanía a través de la posibilidad de interrumpir voluntariamente un embarazo. Lo cual, además, redundará sanitariamente en una disminución de la mortalidad de mujeres con o sin hijos durante abortos clandestinos e inseguros.

Que sepa la concejala Marideé Condino que les feministas nos hermanamos, nos apoyamos, nos soportamos y hacemos soporte a otres para conseguir un mundo más justo e inclusive para todes. Y no es de nuestras prácticas ni de nuestras tradiciones atacar públicamente y de esa manera, sólo porque diferencias ideológicas que existen y se conversan en las arenas de la política, no le permitan a ella y a otres llevar adelante sus proyectos sin que los mismos sean estudiados, entendidos y, si es necesario, criticados. De eso se trata la Democracia, para la cual les feministas trabajamos todos los días.

Firman: Gisela Giamberardino, Guillermina Berkunsky, Liliana Giannatasio, Patricia Londeix.

Un 25N atravesado por urgencias varias

Quince sillas, quince años y la urgencia de tratar el proyecto IVE en 2020

Activar en la plaza, para que la ESI llegue a las aulas y a las casas

Zapatos rojos y ferias unidas, contra la violencia hacia las mujeres

‘Ni Una Menos’: una lucha que no se encuarentena

Trabajadoras de prensa de Olavarría, unidas ante un nuevo ‘Ni Una Menos’

Un reclamo con historia: la lucha por el aborto legal, capítulo Tandil

“Si se ven indicadores, no hay que dejar de pedir ayuda”

Contra la violencia de género y por justicia para Ailín

Muralear para que quede claro: son ‘niñas, no madres’

“Hay una virulencia del machismo, por la autonomía de las mujeres”